Piden cárcel para quienes dañen edificios históricos con pintas en Morelia

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
En esta ocasión, marchan en Morelia supuestos estudiantes de la Escuela Normal Indígena de Cherán y de la Escuela Normal Rural de Tiripetío, que se quejan de represión

Hernández Razo destacó que en los días anteriores los daños de los supuestos normalistas y comuneros sobre los edificios históricos, fueron de 155.6 metros cuadrados de los cuales 75.4 fueron en cantería, mientras que el resto fue en fachadas aplanadas en lo que se gastaron 51 mil 515 pesos

Las leyes actuales en materia de graffiti, no han permitido que se pueda sancionar como se merecen quienes atentan contra los edificios patrimonio cultural de la humanidad, los cuales han sufrido de pintas que han costado mucho dinero a los morelianos, advirtió el gerente del Patrimonio Cultural de Morelia, Gaspar Hernández Razo

Morelia, Michoacán, 26 de octubre de 2017.- Las leyes actuales en materia de graffiti, no han permitido que se pueda sancionar como se merecen quienes atentan contra los edificios patrimonio cultural de la humanidad, los cuales han sufrido de pintas que han costado mucho dinero a los morelianos, sobre todo las que se fueron realizadas por supuestos normalistas el pasado 12 y 13 de octubre en Morelia tras las marchas que los llevaron al Centro Histórico.

Así lo señaló el gerente del Patrimonio Cultural de Morelia, Gaspar Hernández Razo quien resaltó que hay responsabilidad por parte del gobierno del estado ya que, primero, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) se había comprometido a que resguardaría los edificios históricos lo cual no sucedió y segundo, porque durante las marchas de esos días al menos 28 inmuebles fueron “vandalizados” frente a la policía sin que hubiera una sola persona detenida en flagrancia del delito.

El funcionario municipal precisó que aunque el Ayuntamiento ha presentado las actas circunstanciadas de los hechos a que está obligado y se inició el procedimiento a través del apoderado jurídico, detalló que no es sencillo presentar la querella ya que su área, debe acudir al sitio dañado, determinar los metros cuadrados que fueron dañados, cuantificar el costo, entre otros detalles que tardan varios días en realizar.

Sin embargo, antes de que puedan entregar las actas con las denuncias, con las leyes actuales las autoridades no pueden mantener al presunto hechor detenido por varios días y ante ello, deben dejarlo en libertad por lo que cuando la autoridad municipal ya tiene lista la denuncia con las actas circunstanciadas, el presunto infractor ya no se encuentra detenido para poder ser procesado.

Y es que Gaspar Hernández dijo que el Código Penal señala que en caso de que los daños al patrimonio alcancen los 750 salarios mínimos que corresponden alrededor de 60 mil pesos, la pena que podrían alcanzar los hechores sería de tres a siete años de prisión pero hizo el llamado a los diputados para que modifiquen el código y así, a pesar de que el daño fuera de 50 salarios mínimos, se metiera a la cárcel a los vándalos por lo menos por dos años.

Hernández Razo destacó que en los días anteriores los daños de los supuestos normalistas y comuneros sobre los edificios históricos, fueron de 155.6 metros cuadrados de los cuales 75.4 fueron en cantería, mientras que el resto fue en fachadas aplanadas en lo que se gastaron 51 mil 515 pesos, dinero de todos los morelianos, “hago el llamado a los diputados para que legislen en la materia, que cada instancia haga lo que le corresponda y no se permitan esas lagunas legales que dejen sin sanciones a quienes delinquen pues a la fecha, del séptimo lugar que tiene Morelia en turismo cultural, pasamos al cuarto lugar y la intención es llegar al primero”, culminó.