Por petición ciudadana, fotomultas son caso cerrado: Alfonso Martínez

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Sin embargo, advirtió que su gobierno implementará otras medidas para evitar el alto número de accidentes y sancionar la inconsciencia de gran cantidad de conductores, como realizar campañas de difusión y tener mayor presencia policial en puntos conflictivos de la ciudad (FOTO: MARIO REBOLLAR)

Sin embargo, advirtió que su gobierno implementará otras medidas para evitar el alto número de accidentes y sancionar la inconsciencia de gran cantidad de conductores, como realizar campañas de difusión y tener mayor presencia policial en puntos conflictivos de la ciudad (FOTO: MARIO REBOLLAR)

El alcalde de Morelia anunció la decisión de su gobierno de no seguir adelante con el tema; advierte que aún con el dictamen del Congreso del Estado se podría implementar la medida, pero la determinación obedece a la petición de distintos sectores de la sociedad

Morelia, Michoacán, 29 de noviembre de 2016.- En respuesta a la petición de distintos sectores de la sociedad moreliana, el tema de las fotomultas es un caso cerrado, anunció el presidente municipal de Morelia, Alfonso Martínez Alcázar.

Durante su participación en el Programa “Presidente en tu Colonia”, que en esta ocasión se desarrolló en la colonia División del Norte, al nororiente de la ciudad, el alcalde rechazó que la decisión tenga que ver con el dictamen aprobado recientemente en comisiones del Congreso del Estado.

Al respecto, Alfonso Martínez aseguró que aún aprobado por el pleno del Poder Legislativo de Michoacán, el mencionado dictamen no impediría la aplicación del sistema denominado de las “fotomultas”, pues en el mismo se detalla que sólo los agentes de tránsito pueden imponer multas, pero no impide el uso de tecnología como videocámaras o semáforos.

En ese sentido, el edil explicó que el sistema de videocámaras sólo se utilizaría para detectar a los infractores, mientras que la multa sería elaborada por un agente de tránsito y posteriormente remitida al domicilio del propietario del vehículo.

Martínez Alcázar se dijo convencido de la conveniencia de implementar la medida, pero insistió en que las dudas, el rechazo y la petición de distintos sectores de la sociedad han llevado a su gobierno a la decisión de no seguir adelante con el tema.

Sin embargo, advirtió que su gobierno implementará otras medidas para evitar el alto número de accidentes y sancionar la inconsciencia de gran cantidad de conductores, como realizar campañas de difusión y tener mayor presencia policial en puntos conflictivos de la ciudad.

El presidente municipal enfatizó que la determinación no obedece al dictamen del Congreso del Estado y recordó que desde el Poder Legislativo se ha exhortado al Ayuntamiento de Morelia a mejorar la seguridad en el municipio, por lo cual recordó que es la misma Legislatura la que puede ayudar a resolver el problema de fondo aprobando los recursos suficientes para la contratación de un mayor número de policías.

Alfonso Martínez recordó que a su llegada al gobierno municipal Morelia contaba con 193 policías, mismos que ahora se han incrementado a 437, y que la meta es llegar a 840, como mínimo requerido por los parámetros que existen a nivel nacional.

Aseguró que la Policía Municipal de Morelia es la única de todo el país que tiene al 100% de sus elementos acreditados, por lo que ahora lo que se requiere es contar con la cantidad necesaria de policías para atender el municipio.

Finalmente, por lo que se refiere a los señalamientos que ha hecho la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) en torno a las “fotomultas”, Martínez Alcázar pidió al organismo que se ocupe de sus temas, porque en este caso no hay materia alguna en cuanto a alguna violación de los derechos humanos.