Castillo debe dar la cara por hechos en Apatzingán: Marko Cortés

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Cortés Mendoza enfatizó que el hecho no debe quedar impune, por lo que de cometerse ejecuciones extrajudiciales y el exceso de uso de fuerza, esto tiene que ser juzgado y llegar hasta las últimas consecuencias

Cortés Mendoza enfatizó que el hecho no debe quedar impune, por lo que de cometerse ejecuciones extrajudiciales y el exceso de uso de fuerza, esto tiene que ser juzgado y llegar hasta las últimas consecuencias

El dolo en el ocultamiento de información, abre la puerta a investigar qué otros abusos y excesos pudieron haber ocurrido en Michoacán durante sus funciones como comisionado en la entidad, advirtió el coordinador del PAN en la Cámara de Diputados

México, D.F., 26 de noviembre de 2015.- Luego de que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) acreditó que fue el uso excesivo de la fuerza y una ejecución extrajudicial lo que derivó en la muerte de 6 civiles en Apatzingán, Marko Cortés Mendoza, coordinador parlamentario de Acción Nacional en la Cámara de Diputados, señaló que Alfredo Castillo Cervantes debe dar la cara por estos sucesos e incluso conocer si la Federación estaba al tanto y solapó los hechos.

Explicó que se habrá de recordar que fue durante el periodo de Castillo Cervantes como Comisionado de Seguridad de Michoacán que aconteció este lamentable hecho –el 6 de enero pasado- en Apatzingán, por lo que el ahora titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) era en ese entonces el responsable de la estrategia de seguridad y los elementos de la Policía Federal en cuestión actuaron bajo sus órdenes.

Cortés Mendoza enfatizó que el hecho no debe quedar impune, por lo que de cometerse ejecuciones extrajudiciales y el exceso de uso de fuerza, esto tiene que ser juzgado y llegar hasta las últimas consecuencias para aplicar justicia con todo el peso de la ley, “caiga quien caiga”, incluido Alfredo Castillo, quien se ubica como una figura cercana al Presidente de la República.

Asimismo, el líder michoacano de la fracción albiazul en San Lázaro reprobó el que se haya buscado ocultar tan grave hecho por parte de las autoridades, declarando entonces que estas personas habrían muerto por ‘fuego cruzado’ derivado del plantón instalado en las inmediaciones del Palacio Municipal de Apatzingán.

“Lo que implica un indignante agravante al mentir a los michoacanos sobre lo que realmente pasó para cubrirse las espaldas, y esto tampoco se puede dejar pasar, pues de no ser por la intervención y denuncia de la organización internacional Human Rights Watch habría pasado a la historia como un hecho más de impunidad del Estado”, argumentó.

Finalmente, Marko Cortés señaló que el dolo para ocultar dicha información abre la posibilidad de iniciar una profunda investigación sobre qué otros abusos y excesos –desde agresiones hasta encarcelamientos injustos-  pudieron haberse registrado en Michoacán durante el periodo en que Castillo Cervantes comandaba las acciones de seguridad.