El PRD “es incongruente”, dice ahora Fidel Calderón

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Es incongruente, dijo Calderón Torreblanca, realizar nuestra plenaria junto con prominentes panistas cuando sus posiciones políticas y legislativas han sido, son y seguirán siendo opuestas a las nuestras

Es incongruente, dijo Calderón Torreblanca, realizar nuestra plenaria junto con prominentes panistas cuando sus posiciones políticas y legislativas han sido, son y seguirán siendo opuestas a las nuestras

Para el diputado federal, es “incongruente e insensible” invitar a panistas a la Reunión Plenaria del Grupo Parlamentario del PRD, cuando ya estaba confirmada la asistencia de Cuauhtémoc Cárdenas, quien presentaría una ponencia sobre la situación política nacional y las alternativas de la izquierda

Ciudad de México, 26 de agosto de 2016.- El Secretario de la Comisión de Hacienda y Crédito Público de la Cámara de Diputados, Fidel Calderón Torreblanca, lamentó que dentro del PRD todavía haya quienes prioricen la relación de su partido con la derecha, cuando se ha visto que esa relación ha hundido al partido en su peor crisis y propiciado la salida de sus principales liderazgos. Remarcó que resulta incongruente e insensible invitar a panistas cuando ya estaba confirmada la asistencia del ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, quien presentaría la ponencia “Situación Política Nacional, Alternativas desde la Izquierda”.

El diputado federal señaló, previo al arranque de la Reunión Plenaria del Grupo Parlamentario del PRD, que no está en contra del diálogo con las diferentes fuerzas políticas, pero en este momento de crisis, en pleno proceso de recomposición e intento de corrección de fallas, no se pueden dar bandazos de esa naturaleza, “no ayuda a lograr nuestro objetivo de construir una agenda legislativa con alternativas desde la izquierda”, además de que ningún gobernador o ex candidato perredista fue convocado a la plenaria de Acción Nacional.

Es incongruente, dijo Calderón Torreblanca, realizar nuestra plenaria junto con prominentes panistas cuando sus posiciones políticas y legislativas han sido, son y seguirán siendo opuestas a las nuestras, aún en el llamado Pacto por México los panistas no aceptaron ni votaron a favor propuestas sustantivas del PRD, mientras algunos militantes de nuestro partido aprobaron las propuestas de la derecha que hoy tienen a México en la ingobernabilidad, al borde de una crisis económica y con un amplio descontento social.

En los temas a abordar en esta plenaria las posiciones de unos y otros son un ejemplo claro: en el caso de la llamada Reforma Educativa, la izquierda congruente sostiene que el proceso de evaluación docente es en realidad una examinación punitiva y no tiene contrapartida en la evaluación de las autoridades educativas. No toma en consideración aspectos contextuales como son el papel del capital intelectual de los padres de familia en el aprendizaje de los alumnos, o las desigualdades como determinantes del desigual mérito académico de alumnos y maestros.

Las evaluaciones de la evaluación mostraron ya graves defectos lo que motivó a posponer la aplicación de exámenes.

Desde nuestra óptica una revisión de la reforma educativa implica hacer un mapeo de la naturaleza multifactorial del fenómeno educativo y sus causalidades, para hacer realidad el ejercicio de este Derecho Social mientras que la propuesta de los panistas se reduce a no modificar la reforma educativa, demandar la aplicación del sistema punitivo a los docentes y acallar sus demandas con la fuerza pública sin llevar a cabo una intermediación real y apostar por la educación privada para lograr una mayor deducibilidad.

En lo que toca a la economía nuestra posición de izquierda cuestiona el actual régimen tributario que castiga a los que menos tienen ya que no es progresivo y a su vez grava en mayor medida al consumo y en menor medida a la renta, patrimonio e inversión bursátil. Mientras que el promedio de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) obtiene el 32.5% de todos sus ingresos a partir de impuestos en bienes y servicio (lo que incluye impuestos al consumo e impuestos especiales) México obtiene el 54% de todos sus ingresos por esta vía en perjuicio de los más pobres.