En manos de Peña Nieto derogar el IEPS de la gasolina: PT

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Anaya Gutiérrez criticó que ante la crisis que estalló a raíz del aumento a la gasolina, el gobierno federal ha mostrado insensibilidad

Anaya Gutiérrez criticó que ante la crisis que estalló a raíz del aumento a la gasolina, el gobierno federal ha mostrado insensibilidad

El líder nacional petista, Alberto Anaya, urgió a modificar la Ley de Ingresos para revertir el profundo daño que se está causando a la población y a la economía nacional

Ciudad de México, 10 de enero de 2017.- El aumento a la gasolina se puede frenar al derogar el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), lo cual es facultad del presidente Enrique Peña Nieto, es decir, el problema tiene solución, sólo hace falta voluntad política, aseguró el Coordinador Nacional del Partido del Trabajo, Alberto Anaya Gutiérrez.

El líder nacional del PT urgió a modificar la Ley de Ingresos para revertir el profundo daño que se está causando a la población y a la economía nacional, los legisladores del PRI, PAN, PRD, PVEM y Nueva Alianza votaron a favor de la Ley de Ingresos para tratar de subsanar el hoyo fiscal que ellos mismos generaron cuando aprobaron la Reforma Energética, ya que todos los legisladores del Partido del Trabajo votaron en contra de la RE y advirtieron sobre todos problemas económicos que generaría. “Cuando se aprobó la RE nosotros advertimos de todo el daño que se causaría al país, y el tiempo nos da la razón, fue un grave error ya que no midieron las consecuencias, y vean la situación que se registra en México”.

Anaya Gutiérrez criticó que ante la crisis que estalló a raíz del aumento a la gasolina, el gobierno federal ha mostrado insensibilidad, “la situación se está saliendo de control con los grupos de infiltrados que saquean comercios e incluso hemos visto casos en los que hacen uso de la violencia para desprestigiar la protesta pacífica y legítima de la ciudadanía, por lo que llamamos a no caer en provocaciones”.

Consideró que el gobierno está siendo irresponsable al afirmar que el aumento del precio de la gasolina no conllevará al alza indiscriminada de productos y servicios, “los primeros días del 2017 se anunció que los transportistas subirán el costo de los pasajes; el costo de la producción de granos básicos aumentó 20%; lo que aunado al bajo poder adquisitivo del peso hace que el panorama económico se vislumbre asfixiante”.

Asimismo, admitió su preocupación por el amago del Ejecutivo quien asegura que de no implementarse el aumento a la gasolina se tendrán que recortar recursos a programas sociales, sin embargo, consideró que “no se puede amedrentar así a la población, sino que se deben buscar salidas que no la afecten”. Anaya Gutiérrez insistió en que es posible que la gasolina pueda venderse a 10 pesos eliminándose el IEPS, lo que, aunado a la reapertura de refinerías que trabajen al cien por ciento de su capacidad y a la construcción de nuevas, así como una mejor administración de los recursos públicos e inversión en sectores productivos, se pueden generar las condiciones para una economía sana.

“Hoy amanecimos con la noticia de que los precios de la luz a nivel industrial  son 15% más altos que en Estados Unidos, por ende, toda la cadena productiva se ve afectada y el producto o servicio final que llega al consumidor lleva sumado todos los incrementos ante lo cual el gobierno tiene la obligación no sólo de mediar sino implementar soluciones inmediatas y a largo plazo para evitar perjudicar a las familias mexicanas”, expresó el dirigente petista.

Alberto Anaya reiteró la solidaridad del PT con los ciudadanos que acuden a las calles y que a través de las distintas redes sociales manifiestan su inconformidad, “el Ejecutivo tiene en sus manos la decisión de dar marcha atrás al IEPS en la gasolina, no basta con acuerdos entre empresarios y sindicatos para no incurrir en el alza indiscriminada de precios, lo que se requiere es frenar el alza de precios y elevar el poder adquisitivo del peso; no se necesitan paliativos sino soluciones de fondo”.

Aseveró que el hartazgo ante la situación agobiante que la mayoría de los mexicanos viven día tras día, ha despertado la conciencia y la fuerza de la ciudadanía, por lo que el PT se suma a ese clamor de justicia social, sin afán de protagonismo político sino en el ánimo de trabajar conjuntamente con la sociedad para lograr el país igualitario, democrático y justo que todos anhelamos, “no cejaremos en la lucha por los derechos y bienestar de los mexicanos”, sentenció.