Ernesto Núñez y empresarios analizan propuesta para regular las marchas

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
El propósito es el castigo por daños a terceros a quienes amparándose en su derecho a la libertad de expresión, realizan actos delincuenciales: Núñez Aguilar

El propósito es el castigo por daños a terceros a quienes amparándose en su derecho a la libertad de expresión, realizan actos delincuenciales: Núñez Aguilar

El coordinador del PVEM en el Congreso del Estado y 15 representantes de las diferentes cámaras empresariales del estado se reunieron por la mañana para analizar su iniciativa de ley sobre la regulación de marchas y plantones en Michoacán

Morelia, Michoacán, 11 de agosto de 2016.- Ernesto Núñez Aguilar, coordinador del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) en el Congreso local y 15 representantes de las diferentes cámaras empresariales del estado se reunieron por la mañana para analizar su iniciativa de ley sobre la regulación de marchas y plantones en Michoacán.

Reunidos en la Cámara Nacional del Comercio, donde también se revisó la propuesta de su compañera del PAN, Macarena Chávez; el diputado del Verde destacó que la iniciativa no pretende atentar contra la libertad de expresión y los manifestantes, sino que propone utilizar protocolos de seguridad adecuados y sancionar a quienes, durante las protestas, ocasionen daños a terceros, espacios públicos y privados.

Teniendo como origen el artículo 6 constitucional, las iniciativas permiten las manifestaciones de forma pacífica, pero si su propósito es la realización de cualquier delito su efecto debe ser la detención de los responsables, según la propuesta del PAN.

En el mismo tenor, el PVEM plantea una reforma sobre la reglamentación de las marchas cuyo propósito es el castigo por daños a terceros a quienes amparándose en su derecho a la libertad de expresión, realizan actos delincuenciales.

En cuanto a las disposiciones del estado, las autoridades tienen la obligación de instalar mesas de diálogo para escuchar y solucionar las demandas de cuyo objeto fue la protesta y en su caso se sancionarán a las autoridades que hagan caso omiso en actuar ante la prevención o comisión de los delitos.

Además se reitera la prohibición de la realización de delitos tumultuarios o al amparo de la coacción de la muchedumbre, según la propuesta de reforma al Código Penal.