Exhortan a declarar Cerro del Molcajete como área natural protegida

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
La líder de la bancada petista, externó que se trata de un cerro que abastece de agua al municipio de Zitácuaro, debido a los once manantiales que se encuentran en la zona y que lamentablemente están en peligro de extinción

La líder de la bancada petista, externó que se trata de un cerro que abastece de agua al municipio de Zitácuaro, debido a los once manantiales que se encuentran en la zona y que lamentablemente están en peligro de extinción

El pleno del Congreso del Estado aprobó el exhorto de la coordinadora del PT, Mary Carmen Bernal, para que el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, en uso de sus atribuciones, declare al Cerro del Molcajete como área natural protegida

Morelia, Michoacán, 13 de abril de 2016.-  La Coordinadora de la Fracción Parlamentaria del Partido del Trabajo, Mary Carmen Bernal Martínez, logró un punto de acuerdo para que el Poder Legislativo, emitiera un exhorto al titular del poder ejecutivo, Silvano Aureoles Conejo, en uso de sus atribuciones, declare al Cerro del Molcajete como área natural protegida.

La líder de la bancada petista, externó que se trata de un cerro que abastece de agua al municipio de Zitácuaro, debido a los once manantiales que se encuentran en la zona y que lamentablemente están en peligro de extinción, por la tala inmoderada, pero por la extracción de arena dedicada al sector constructor.

Debido a la urgencia y emergencia que requiere el rescate de este cerro, ubicado en la comunidad de San Miguel Chichimequillas, sus homólogos, sin distingo de colores ni grupos políticos, se unieron al punto de acuerdo y en conjunto se votó a favor, el exhorto que el congreso local emitirá al gobernador michoacano.

Bernal Martínez, agradeció el apoyo de sus compañeros legisladores, para que esta zona tan importante para el equilibrio ecológico, sea protegida de los rapaces intereses económicos que no miden las consecuencias de sus actos.

Al respecto, también dijo que estará al pendiente de lo que ocurra y le dará seguimiento desde su trinchera a esta necesidad social.

Por otro lado, hizo uso de la tribuna para presentar una iniciativa con proyecto de dictamen para modificar el Código Penal del Estado de Michoacán, con el objetivo de agravar la privación de la libertad personal, considerando esta, es uno de los derechos naturales inherentes al ser humano y la ley la reconoce en las diferentes normas que la protegen.

Explicó Bernal Martínez que el delito de privación ilegal de la libertad personal, no es considerado grave por el hecho de que no se  solicita un pago por la libertad y se toma en cuenta que no existen lesiones físicas de consideración, por lo tanto, quien comete este delito de ser encontrado culpable, pugnaría una condena que va desde los seis meses hasta los dos años., con lo que alcanzaría fianza y cómodamente enfrentar su juicio en libertad.

Reiteró que esta situación ha permitido que personas que han sustraído a menores de edad sin el consentimiento de los padres no paguen justamente la consecuencia de sus actos, como lo fue en el caso del pequeño sustraído del área de los cuneros en la ciudad de Uruapan; que afortunadamente para la madre, su bebé fue localizado y pudo reencontrarse con él; sin embargo, quien fue señalado como el hechor, ahora se encuentra enfrentando su situación jurídica en libertad, gracias al pago de una fianza.

Bernal Martínez, no omitió mencionar que esta situación coloca a la sociedad en zozobra e incertidumbre, pues ven con desgano que este tipo de delincuentes que tanto daño emocional y psicológico provocan, puedan caminar libremente con la posibilidad de que repitan la comisión del delito.

También dijo, que otro caso común y no por ello justificable son las detenciones arbitrarias que llevan a cabo las autoridades de los tres órdenes de gobierno, que también deben ser consideradas como violaciones a ese derecho humano fundamental.

Finalmente, la legisladora dijo que este tipo de actos no pueden de ninguna manera considerados como un delito menor, cuando el dolor que causa el daño moral y psicológico es lacerante para los familiares, que dicho sea de paso, no es atendido debidamente y por lo tanto, no es valorado en su justa dimensión.