INEGI debe corregir metodología de medición de la pobreza: Marko Cortés

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
En su próxima comparecencia ante diputados, el Secretario de Energía deberá precisar cuál es el plan de expansión energética del país: Cortés Mendoza

El líder de la bancada panista lamentó que los cambios al Módulo de Condiciones Socioeconómicas 2015 haya levantado sospechas fundadas respecto a la intención de informar una baja en el índice de la pobreza

La renuncia del director de Estadísticas Sociodemográficas no es suficiente para subsanar  los efectos negativos; necesitamos conocer con precisión y amplitud el número de pobres en cada entidad del país, para la correcta aplicación de las políticas públicas

Morelia, Michoacán, 29 de julio de 2016.- El Instituto Nacional de Geografía, Estadística e Informática (INEGI) debe corregir la metodología para medir la pobreza, ya que la renuncia de un funcionario no es suficiente para subsanar los efectos negativos generados por los cambios en la forma de obtener la información sociodemográfica, exigió el Coordinador de los diputados federales del PAN, Marko Cortés Mendoza.

Tras anunciarse la renuncia del Director de Estadísticas Sociodemográficas del INEGI, señaló que es indispensable ahora retomar los criterios estadísticos de medición de la pobreza, en plena coordinación con el Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), para que se pueda realizar un seguimiento adecuado sobre las condiciones en las que viven los mexicanos.

“Necesitamos conocer con precisión y amplitud el número de pobres en cada entidad del país, para la correcta aplicación de las políticas públicas. El reporte del CONEVAL es indispensable para que la Cámara de Diputados tome las mejores decisiones a la hora de asignar presupuesto para los programas sociales”, añadió Cortés Mendoza.

El líder de la bancada panista lamentó que los cambios al Módulo de Condiciones Socioeconómicas 2015 haya levantado sospechas fundadas respecto a la intención de informar una baja en el índice de la pobreza, con el fin de mejorar la imagen del gobierno federal, ya que en el anterior reporte del CONEVAL se registró un aumento de más de dos millones de nuevos pobres.

“Es muy lamentable que organismos autónomos como el INEGI, que a lo largo del tiempo se ha ganado una imagen de seriedad y profesionalismo, se puedan prestar a una posible manipulación o maquillaje de las cifras; esto sería un autoengaño que de ninguna manera le conviene al país”, concluyó.