Insta PRD Michoacán a fortalecer a los ayuntamientos

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Torres Piña destacó que en Michoacán los ayuntamientos deben de contar con los mejores elementos para desarrollar su trabajo

Torres Piña destacó que en Michoacán los ayuntamientos deben de contar con los mejores elementos para desarrollar su trabajo

Para el dirigente estatal del sol azteca, los gobiernos federal y estatal deben fortalecer la labor de los ayuntamientos, sobre todo en temas sociales y seguridad

Morelia, Michoacán, 04 de agosto de 2016.- Los ayuntamientos son el primer contacto con los ciudadanos de los tres órdenes de Gobierno, por ello resulta urgente que los gobiernos federal y estatales colaboren y trabajen de manera cercana con las y los presidentes municipales, a fin de fortalecer su labor y dejen de ser el “eslabón más débil” de la cadena de mando del país, a fin combatir las condiciones que dan paso a situaciones de inseguridad y vínculos delincuenciales.

El dirigente estatal del PRD, Carlos Torres Piña, destacó que en Michoacán los ayuntamientos deben de contar con los mejores elementos para desarrollar su trabajo, garanticen la prestación de servicios de calidad, la seguridad ciudadana y la confianza social que les permite la legitimidad.

Destacó que nuestra entidad vivió en anteriores administraciones situaciones de debilidad institucional, autoridades cuestionadas y falta de acción gubernamental, sin embargo, refrendó que actualmente el Gobierno estatal que encabeza Silvano Aureoles está trabajando arduamente para fortalecer las instituciones y la atención a los municipios, algo que aún no está realizando el Gobierno de Enrique Peña Nieto.

“Peña Nieto optó por irse de vacaciones en un momento en donde su autoridad está muy cuestionada, por ello es una obligación política y hasta constitucional que su Gobierno se ponga a trabajar para apoyar a los ayuntamientos, que son los que más sufren el embate de la delincuencia”, reiteró.

Torres Piña indicó que el PRD cuenta con organizaciones municipalistas las cuales deben ser integradas con las acciones que se toman desde la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) (a través de la Comisión Técnica de Seguridad y Justicia), para encontrar esquemas que coadyuven a fortalecer a los más de dos mil 400 municipios que conforman al país.

Ante un escenario en el cual se estiman que alrededor de 84 autoridades locales han sido asesinadas en la última década, la Asociación Nacional de Alcaldes -por ejemplo- anunció su intención de buscar más presupuesto en seguridad hacia el 2017 y que la Secretaría de la Defensa Nacional auxilie a sus policías con armamento nuevo.

En tanto, la Asociación de Autoridades Locales de México, A.C., habla de un aumento de ingobernabilidad en varios estados de la República, por lo que ha urgido en establecer y acordar una agenda de seguridad y recursos equiparables a los que tienen funcionarios federales o estatales, que se atienda su propuesta de diseñar una estrategia fortalecida con fondos y programas de capacitación y adiestramiento a los cuerpos de seguridad locales y se realice un combate real a los grupos delictivos que tienen secuestrados a los municipios.

Torres Piña propuso que se trabaje en el Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg), subsidio que se otorga a los municipios y, en su caso, a los estados, cuando éstos ejercen la función de seguridad pública en lugar de los primeros o coordinados con ellos, para el fortalecimiento de los temas de seguridad, pues aseveró que “llegan los recursos a los estados, los toman directamente los gobernadores, y no los aterrizan a los municipios. Se los quedan” y ello, dijo, debilita aún más a los gobiernos municipales y los expone a la acción de la delincuencia.

Por ello, el dirigente del PRD advirtió que se debe mantener la vigencia del Estado de Derecho en el que la gobernabilidad es esencial, y que ésta debe ser democrática, institucional, con diálogo para resolver los conflictos por la vía pacífica y, excepcionalmente, cuando así se requiera, con el uso de la fuerza punitiva y legítima del Estado.