Llama Rosalía Miranda a sancionar a quienes dañen a la Madre Tierra

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Miranda Arévalo llamó a sus compañeros de la LXXIII legislatura a generar conciencia y hacer cambios de fondo “en nuestros valores, privilegiando los que nos acercan como personas, como pueblos y como naciones”

Miranda Arévalo llamó a sus compañeros de la LXXIII legislatura a generar conciencia y hacer cambios de fondo “en nuestros valores, privilegiando los que nos acercan como personas, como pueblos y como naciones”

Hemos sobrecargado los sistemas ecológicos, sin preocuparnos lo suficiente de su capacidad de recuperación, señaló la diputada local y secretaria general de la dirigencia estatal del PRI en Michoacán

Morelia, Michoacán, 22 de abril de 2016.- En el marco del Día Internacional de la Madre Tierra, la legisladora Rosalía Miranda Arévalo reflexionó que por resolución de la Asamblea general de la Organización de las Naciones Unidas, el 22 de abril se oficializó como la fecha para su conmemoración.

“Actualmente el día de nuestro planeta se reconoce en más de cincuenta Estados Miembros de las Naciones Unidas, pero creo que estaremos de acuerdo en que todos los días son días de la “Madre Tierra”.

La diputada local por el Distrito de Tacámbaro señaló que la expresión “Madre Tierra” es común especialmente entre los grupos originarios de muchos países de todos los continentes del mundo. “Consideramos que ello es debido a la relación indisoluble que se forjó en el desarrollo de la humanidad con su entorno; y al hablar de entorno, nos referimos a todo lo que nos rodea, debido a que la tierra proveía de todo lo necesario para la sobrevivencia”.

Agregó que “la tierra es nuestro hogar y, al mismo tiempo, el de todos los pueblos del mundo y que estando viva, brinda las condiciones para que evolucionen todas las formas de vida. Ahora la humanidad la está lastimando”.

“Hemos sobrecargado los sistemas ecológicos, ya que como seres humanos les hemos sacado los mayores beneficios sin preocuparnos lo suficiente de su capacidad de recuperación, al grado de que, si seguimos como vamos, en un futuro  tendremos que elegir entre cuidar la Tierra o arriesgarnos a nuestra propia destrucción y de la diversidad de la vida. Cuidando la tierra nos cuidamos a nosotros mismos como pueblos y como humanidad”.

Llamó a sus compañeros de la LXXIII legislatura a generar conciencia y hacer cambios de fondo “en nuestros valores, privilegiando los que nos acercan como personas, como pueblos y como naciones”.

“Nuestros retos ambientales, económicos, políticos y sociales están estrechamente relacionados y, juntos, podemos proponer y concretar soluciones, pensando en que nuestras acciones de impacto en el corto plazo se decidan con una perspectiva de largo plazo”.

Convocó a reconocer la necesidad de protegerla, “incluso por interés propio como seres humanos y hasta analizar la posibilidad de concederle derechos porque necesitamos de y somos parte de la biodiversidad.

Tenemos que preservar la calidad del medio ambiente, revertir el proceso de deterioro de nuestros recursos naturales. Creo que esto deberíamos considerarlo parte del “derecho humano” a un ambiente sano, y vigilar su respeto, con sanciones reales a quienes no lo hagan, ya que en ello va el bienestar y futuro de la sociedad humana”.

Finalmente invitó a sus compañeros diputados a “que en todos los trabajos relacionados con el desarrollo sustentable, como parte de nuestras atribuciones, utilicemos un enfoque de análisis basado en la armonía con la naturaleza y la tierra; que incorporemos los principios de desarrollo sustentable en las políticas y los programas estatales, que sea el reflejo de nuestro interés por cuidar nuestra tierra que nos da la vida, procurando alcanzar un justo equilibrio entre las necesidades económicas, sociales y ambientales de las generaciones presentes y futuras”.