Lucha PRD por hacer realidad legado de Heberto Castillo: Torres Piña

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Heberto Castillo murió el 5 de abril de 1997 a los 68 años, víctima de  un infarto de miocardio

Heberto Castillo murió el 5 de abril de 1997 a los 68 años, víctima de un infarto de miocardio, recordó Carlos Torres Piña

“Seguimos trabajando en la construcción de un país más democrático, más justo y equitativo, como parte de los principios y el legado que nos dejó Heberto Castillo Martínez, uno de los fundadores de este instituto político”, expresó el dirigente estatal del sol azteca

Morelia, Michoacán, 05 de abril de 2016.- “En el Partido de la Revolución Democrática (PRD) seguimos trabajando en la construcción de un país más democrático, más justo y equitativo, como parte de los principios y el legado que nos dejó Heberto Castillo Martínez, uno de los fundadores de este instituto político”, expresó el dirigente estatal Carlos Torres Piña.

Heberto Castillo murió el 5 de abril de 1997 a los 68 años, víctima de  un infarto de miocardio, “este día recordamos a un hombre con muchos ideales, sino que luchaba de manera tenaz y persistente para convertirlos en realidad. Heberto Castillo era un hombre de pensamiento libre, pero sobre todo de acciones”, resaltó Torres Piña.

En el marco del XIX Aniversario Luctuoso de uno de los personajes más icónicos de la izquierda mexicana, el líder del Sol Azteca en Michoacán destacó la lucha incansable que realizó Castillo Martínez a favor del pueblo mexicano, quien a lo largo de su vida se dedicó a buscar las condiciones de igualdad económica y social a favor de la clase trabajadora.

Bajo el régimen de los valores de la igualdad, la democracia, la libertad, y el interés de cambiar el rumbo de nuestro país, Heberto Castillo junto a Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, entre otros líderes sociales, fundan este instituto político, comprometidos en defender los derechos de los ciudadanos y la soberanía de nuestra nación, detalló.

En este sentido, el líder estatal recordó a Castillo como un luchador social, un hombre comprometido con México, que demostró su sensibilidad por la clase trabajadora y estudiantil, un ejemplo de esto fue su apoyo a los movimientos sociales con los maestros normalistas en 1958, con los ferrocarrileros en 1959 y los médicos en 1965.

Aunque su lucha más destacada fue de la mano de los estudiantes en el movimiento de 1968, que lo llevó incluso a estar preso en Lecumberri, dijo.

“Hoy en día, en el PRD seguimos trabajando bajo esos valores y bajo su ideología, seguimos empeñados en construir un país con igualdad y equidad, con gente trabajadora que tenga mejores oportunidades y condiciones de vida, con acceso a la salud y a la educación, sin duda una de las luchas más grande de uno de nuestros fundadores”, resaltó Carlos Torres.