Nueva Izquierda delinea estrategia hacia procesos electorales en Michoacán

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Jesús Ortega y Jesús Zambrano instruyeron a los integrantes de Nueva Izquierda mantenerse en unidad

Jesús Ortega y Jesús Zambrano instruyeron a los integrantes de Nueva Izquierda mantenerse en unidad

En Morelia, y con la presencia de los líderes, Jesús Zambrano, Jesús Ortega Martínez, Erick Villanueva y Ángel Ávila, se reunieron integrantes de Nueva Izquierda con el objeto de continuar cerrando filas en torno a la unidad del grupo de cara a los retos electorales de los siguientes años

Morelia, Michoacán, 18 de septiembre de 2016.- Integrantes de Nueva Izquierda en Michoacán, expresión del Partido de la Revolución Democrática (PRD), sostuvieron una reunión la mañana de este domingo con la presencia de los líderes, Jesús Zambrano Grijalva, Jesús Ortega Martínez, Erick Villanueva Mukul y Ángel Ávila con el objeto de continuar cerrando filas en torno a la unidad del grupo de cara a los retos electorales de los siguientes años.

Previo al Primer Informe del gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, los liderazgos de Nueva Izquierda en la entidad destacaron los valores y el desempeño que esta expresión perredista ha jugado durante diferentes procesos electorales en el estado, entre las que se encuentra también la campaña a gobernador del actual mandatario en los procesos 2011 y 2015.

En el encuentro, también se delineó una estrategia de trabajo político dirigido hacia el año 2018, donde los integrantes de Nueva Izquierda en Michoacán tendrán un rol importante para competir en los procesos electorales que se avecinan, incluyendo el proceso interno de 2017 en el que se pretende escalar importantes posiciones al interior del PRD estatal.

Así pues, Jesús Ortega y Jesús Zambrano instruyeron a los integrantes de Nueva Izquierda mantenerse en unidad, toda vez que el crecimiento constante de la expresión en el territorio michoacano es un hecho que obliga a los miembros del grupo a cerrar filas para hacer frente a los retos futuros de forma exitosa y cumpliendo los objetivos trazados en esta reunión.