Paquete económico 2018 refleja fracaso del PRI-Gobierno: Marko Cortés

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Al PRI-Gobierno le falta humildad para reconocer que se equivocaron; hoy se percibe nerviosismo, autoritarismo e intolerancia ante su inminente derrota en 2018: Cortés Mendoza

Al PRI-Gobierno le falta humildad para reconocer que se equivocaron; hoy se percibe nerviosismo, autoritarismo e intolerancia ante su inminente derrota en 2018: Cortés Mendoza

De acuerdo con el coordinador del PAN en la Cámara de Diputados, la SHCP promueve como éxitos los fracasos del gobierno federal, al afirmar que la deuda no rebasará el 50% del PIB, cuando ellos la recibieron en 2012 en 34%; el PRI pretende mantener el IEPS en la gasolina, principal causa de la inflación, advierte

Ciudad de México, 10 de septiembre de 2017.- El paquete económico para el año 2018, entregado por la Secretaría de Hacienda a la Cámara de Diputados, es el reflejo del fracaso de la reforma fiscal impulsada por el PRI y la deficiente política económica de este Gobierno, que en promedio únicamente ha logrado un insuficiente crecimiento anual del 2%, afirmó el Coordinador de los diputados del PAN, Marko Cortés Mendoza.

Promover como un logro que la deuda total no sobrepasará el 50% del PIB, cuando en el 2012 la recibieron en 34%, refleja la torpeza gubernamental de querer vender sus fracasos como éxitos; es inadmisible que a estas alturas el gobierno quiera esconder con un superávit primario un presupuesto deficitario, recesivo y que privilegia el gasto corriente por encima de la inversión que genera empleos, indicó.

“Ante la inminente derrota del PRI en 2018 se ve mucho nerviosismo en los priistas, se han vuelto más intolerantes y agresivos que nunca; esperemos que en el último año del sexenio tengan la humildad para reconocer que se equivocaron y que esta vez si tengan altura de miras para corregir, reactivar el crecimiento económico de México y que no se aferren a cometer los mismos errores”, expresó.

Expuso que el último año de este gobierno no será de austeridad y moderación, sino que propone ser otro año de derroche, por ello se mantiene alto el IVA, conserva el Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) a las gasolinas, que tanto impacta en la inflación y en el bolsillo de los mexicanos, al tiempo que descarta deducciones al empleo y a la inversión productiva.

También, dijo el líder parlamentario del PAN, nos preocupa que en este presupuesto se mantienen intactos los márgenes de discrecionalidad en las reasignaciones y en el uso de los programas sociales.

“El paquete económico en materia de impuestos es omiso en escuchar el reclamo de la sociedad y de organizaciones como la Coparmex, toda vez que no corrige los abusos que fueron aprobados en la tóxica Reforma Fiscal” como lo fue eliminar las deducciones a los trabajadores o incrementar el ISR”, agregó.

Cortés Mendoza dijo que el PAN defiende causas justas y por eso mantendrá su lucha para revertir la Reforma Fiscal e insistirá, entre otras cosas, en disminuir el ISR para ser atractivos para la inversión, disminuir el IVA en la zona fronteriza para que compitan con ciudades vecinas; insistir en la deducción al 100% de las prestaciones de los trabajadores, como lo es la parte que por Ley les corresponde en prestaciones como fondo de ahorro, horas extras, previsión social, prima vacacional, prima de antigüedad, entre otras; pero reconoce, que lamentablemente para la aprobación de la Ley de Ingresos y del Presupuesto de Egresos el PRI-Gobierno tiene la mayoría simple de los votos que se requiere.

Asimismo, indicó que de insistirá en la deducción de las aportaciones a los planes de pensiones, que hoy afectan el bienestar y subsistencia futura de los ciudadanos; deducción inmediata de inversiones y establecer en 28% los impuestos para personas físicas, en lugar del actual 35%.

“Vamos a revisar con mucha atención el paquete económico que propone este gobierno para el 2018, pero en principio vemos su carácter recesivo, porque no genera condiciones de crecimiento en el futuro inmediato, no mejora el ingreso familiar y la calidad de vida, ni responde a las voces, como la del sector privado mexicano, que demandaron corregir el rumbo de la economía”, concluyó.