Prevé Fidel Calderón recuperación del poder adquisitivo

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
La desvinculación de multas, créditos, derechos así como contribuciones es benéfico para los mexicanos, ya que se recupera el valor de los salarios: Calderón Torreblanca

La desvinculación de multas, créditos, derechos así como contribuciones es benéfico para los mexicanos, ya que se recupera el valor de los salarios: Calderón Torreblanca

La reforma constitucional para la desindexación del salario mínimo, que lo desvincula de las multas y créditos, es la base para la recuperación real del poder adquisitivo,  con lo que se da el primer paso a políticas progresistas a favor de las mayorías, dijo el diputado federal del PRD

Morelia, Michoacán, 20 de noviembre de 2015.- La reforma constitucional para la desindexación del salario mínimo, que lo desvincula de las multas y créditos, es la base para la recuperación real del poder adquisitivo,  con lo que se da el primer paso a políticas progresistas a favor de las mayorías, destacó el Diputado Federal por Michoacán, Fidel Calderón Torreblanca.

La desvinculación de multas, créditos, derechos así como contribuciones es benéfico para los mexicanos, ya que se recupera el valor de los salarios.

El legislador michoacano explicó que el correlacionar el salario mínimo a las tasas de multas, ha rezagado el ingreso de los trabajadores, además de que contribuyó a la desigualdad y pobreza que viven los trabajadores del país.

Fidel Calderón resaltó que eliminar la indexación es un primer paso para operar políticas progresistas a favor de la gente.

En ese sentido, expresó su beneplácito por la aprobación de la propuesta original que hizo el PRD, hace varios meses, misma que fue aprobada por unanimidad en San Lázaro.

El legislador michoacano destacó las bondades que éste primer paso traerá para la economía familiar en todos los hogares mexicanos, misma que representa el principio para lograr la recuperación del salario, tema que ha sido postergado por 37 años y del que no daban solución las diferentes administraciones gubernamentales.

Por ello, eliminar la indexación del salario es un primer paso para operar políticas públicas más progresistas.