Vota Fidel Calderón contra la Ley de Hidrocarburos

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
El Ejecutivo Federal trata de congraciarse con inversionistas nacionales y extranjeros y compensar las adversas condiciones de un mercado mundial de energéticos deprimido que vino a demostrar su gran error de cálculo: Calderón Torreblanca

El Ejecutivo Federal trata de congraciarse con inversionistas nacionales y extranjeros y compensar las adversas condiciones de un mercado mundial de energéticos deprimido que vino a demostrar su gran error de cálculo: Calderón Torreblanca

Votar en contra se motiva en que con estos cambios se ofrecen condiciones a los inversionistas nacionales y extranjeros, aún más privilegiadas que las que ya habían logrado con la Reforma Energética auspiciada por el Pacto por México, dijo el diputado federal del PRD

Ciudad de México, 19 de octubre de 2016.- El diputado federal Calderón Torreblanca y la mayoría de los diputados del PRD en congruencia con la posición del partido, de usar las riquezas del país en beneficio de la población nacional, votaron en contra o se ausentaron de la sesión de este martes en señal de reprobación a esta Ley.

Votar en contra se motiva en que con estos cambios se ofrecen condiciones a los inversionistas nacionales y extranjeros, aún más privilegiadas que las que ya habían logrado con la Reforma Energética auspiciada por el Pacto por México, misma que propiciará la liberación del precio de la gasolina para el próximo año. Este tratamiento fiscal implica que extraigan la riqueza petrolera con el pago de derechos disminuidos, e incluso a Petróleos Mexicanos se otorgará un tratamiento fiscal desventajoso respecto de sus competidores.

Con esto el Ejecutivo Federal trata de congraciarse con inversionistas nacionales y extranjeros y compensar las adversas condiciones de un mercado mundial de energéticos deprimido que vino a demostrar su gran error de cálculo, el cual se ha reflejado en las desoladas rondas de asignación de contratos y sus pobres resultados, sobra decir que la reforma no ha generado el crecimiento económico y de empleo esperados.

Además, los ajustes propuestos implican tomar al Poder Legislativo en un papel de escribano, para corregir defectos y omisiones que dejó en su momento el proceso imperfecto, no armónico y fuera de la realidad que siguió la aprobación de la Reforma Energética.

El trato aún más complaciente que se otorgará a partir de estas modificaciones no repara en que ni siquiera se han cumplido las disposiciones de la reforma constitucional y presupuestales para que los privados paguen a Petróleos Mexicanos los estudios de pre inversión, toda vez que el bono a la firma no se está recabando y se dice que es “0”, por lo que este diferimiento implica un subsidio para las compañías extranjeras.