Demuelen sin permiso ni aviso Capilla histórica en Tlaxcala

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
La demolición, para la que se requirió maquinaria pesada, ocurrió el pasado fin de semana, entre la tarde del sábado y el domingo, y aparentemente se realizó por disposición de la población

La demolición, para la que se requirió maquinaria pesada, ocurrió el pasado fin de semana, entre la tarde del sábado y el domingo, y aparentemente se realizó por disposición de la población

En conferencia de prensa, el coordinador nacional de Monumentos Históricos del INAH, Arturo Balandrano Campos, calificó como una “barbarie”, la destrucción del inmueble considerado Patrimonio Histórico de la nación

México, D.F., 29 de julio de 2015.- La demolición de la Capilla del Santo Cristo, ubicada en la comunidad de Vicente Guerrero, en San Pablo del Monte, Tlaxcala, es un hecho “insólito” y “reprobable”, aseguraron autoridades del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).

En conferencia de prensa, el coordinador nacional de Monumentos Históricos del INAH, Arturo Balandrano Campos, calificó como una “barbarie”, la destrucción del inmueble considerado Patrimonio Histórico de la nación.

Detalló que la demolición, para la que se requirió maquinaria pesada, ocurrió el pasado fin de semana, entre la tarde del sábado y el domingo, y que aparentemente se realizó por disposición de la población; “un hecho sin precedentes, que sin duda afecta al legado cultural de los mexicanos”.

El valor del conjunto, destacó el funcionario, es grande, ya que la Capilla del Santo Cristo constituía un ejemplo de arquitectura tradicional religiosa con antecedentes virreinales, y poseía elementos de mampostería en muros y contrafuertes, además de una bóveda de cañón de corrido y dos torres con campanarios añadidas en el siglo XIX.

“El conjunto tenía gran valor patrimonial como parte de la identidad histórica de Tlaxcala y del pueblo de México. Se trata de un bien de la nación que está catalogado e inscrito en el Registro Público de la Propiedad Federal con folio 15609”, explicó Balandrano Campos.

Por todo lo anterior, informó, el INAH ha procedido a integrar la denuncia en contra de quienes resulten responsables, que de ser encontrados serán castigados con una condena de entre tres y 11 años de prisión, de acuerdo con la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos.

El funcionario dijo desconocer los motivos que llevaron a la comunidad a tomar la decisión de destruir un inmueble, “no entendemos como una comunidad que es emitentemente católica haya hecho esto, el evento se dio de una manera intempestiva, se utilizó maquinaria pesada, y nosotros tuvimos conocimiento hasta el día de ayer cuando no podíamos hacer nada por proteger el inmueble”, expresó.

En su oportunidad, el director general de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural de Conaculta, Raúl Delgado Lamas, recordó que hace unos años se erigió otra iglesia, la cual ahora es empleada como principal centro religioso en la comunidad, mientras que la capilla destruida solo era ocupaba para visitas y ocasiones especiales.

“Es lamentable este hecho, por ello las autoridades tanto del INAH como de Bienes Nacionales y la Dirección de Sitios y Monumentos del Conaculta, estamos trabajando de manera coordinada y presentamos la denuncia ante la Procuraduría General de Justicia del Estado de Tlaxcala”, mencionó.

Además, recordó que el inmueble demolido está a cargo de la iglesia católica, “que es una figura jurídica que tiene la encomienda de preservarlo, cuidarlo y utilizarlo”.

Sobre el estado de conversación del inmueble, el coordinador nacional de Monumentos Históricos del INAH mencionó que si bien éste contaba con algunas fisuras en su interior, estructuralmente se encontraba en buenas condiciones. “La obra civil estaba en buen estado de conservación, aunque sus instalaciones no eran las mejores”.

Respecto al estado de la zona donde antes se encontraba la Capilla del Santo Cristo, Balandrano señaló que no hay rastro alguno del inmueble, pues la comunidad, quien ahora tiene en su poder la zona, se encargó de hacer los trabajos de limpieza.

“Para no exacerbar las ánimos con la comunidad, el INAH no ha hecho una presencia formal”, dijo, no obstante, tiene gran interés de encontrar a los responsables y conocer el paradero de las piezas históricas que había en su interior, como muebles u obras de arte sacro, los cuales “esperamos que se hallen resguardados en el templo moderno”.