Detectan calamar gigante en la Bahía de Toyama, en Japón

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
La información sobre ellos sigue siendo escasa y lo que se conoce ha llegado principalmente a través del estudio de ejemplares sin vida que han aparecido en la superficie

La información sobre ellos sigue siendo escasa y lo que se conoce ha llegado principalmente a través del estudio de ejemplares sin vida que han aparecido en la superficie

Sus más de cuatro metros tampoco pasaron desapercibidos para Akinobu Kimura, uno de los buzos que se encontraban en el lugar y que echó mano de su equipo y su cámara para lanzarse al agua y grabar al impresionante animal

Tokio, Japón, 30 de diciembre de 2015.- Los vecinos de la Bahía de Toyama, al norte de Japón, no daban crédito ante las dimensiones del calamar que hace sólo unos días se paseaba por sus aguas. Más de una hora estuvo el gigante cefalópodo desplazándose de un lugar a otro entre los barcos pesqueros que se encontraban en la zona.

El video puede observarse en el siguiente enlace: https://www.youtube.com/watch?v=7m0rztH77YM

Sus más de cuatro metros tampoco pasaron desapercibidos para Akinobu Kimura, uno de los buzos que se encontraban en el lugar y que echó mano de su equipo y su cámara para lanzarse al agua y grabar al impresionante animal.

Kimura ha asegurado que se trataba de un calamar Architeuthis, un animal que por lo general vive en las profundidades y puede alcanzar los 14 metros de largo. Sus ocho brazos y sus enormes ojos -que pueden alcanzar hasta 25 centímetros de diámetro- son dos de sus rasgos físicos más característicos, junto con una boca con pico de loro y una bolsa de tinta relativamente pequeña.

Su cercanía con la superficie marina podría estar relacionada con el hecho de que su estado de salud no fuera óptimo, tal y como han señalado varios expertos a la BBC.

El biólogo danés Japetus Steenstrup descubrió a estos seres en 1857 y los bautizó como Architeuthis dux, el príncipe de los calamares. Más de 150 años después la información sobre ellos sigue siendo escasa y lo que se conoce ha llegado principalmente a través del estudio de ejemplares sin vida que han aparecido en la superficie.

Por eso el impulso de Kimura no es casual. Hasta hace pocos años captar imágenes de este tipo de animales en movimiento era una tarea quimérica que motivó numerosas y costosas expediciones, muchas de ellas infructuosas.

Las primeras imágenes en vídeo de un calamar gigante vivo y en libertad fueron tomadas en verano de 2012 a unos 15 kilómetros al este de la isla de Chichijima, en Japón, cuando un equipo conjunto integrado por profesionales de Discovery Channel y NHK logró la proeza a 630 metros de profundidad. Las imágenes se emitieron en enero de 2013 en Japón y Estados Unidos.