Hillary Clinton tuvo más votos que Trump… y perdió

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
El magnate de la construcción consiguió 279 electores. El mínimo requerido es de 270, por lo que su triunfo no tiene dudas. Hillary Clinton, la candidata demócrata, por su parte, obtuvo 228.

El magnate de la construcción consiguió 279 electores. El mínimo requerido es de 270, por lo que su triunfo no tiene dudas. Hillary Clinton, la candidata demócrata, por su parte, obtuvo 228.

De acuerdo con los informes oficiales, Hillary Clinton sumó 59’727,805 votos, algo así como el 47.67%; Donald Trump, el ganador de las elecciones, tiene 59’505,613 votos, un 47,49%; sin embargo en EU la votación es indirecta, por lo que gana quien obtenga el triunfo en más distritos

Washington, D.C., E.U., 09 de noviembre de 2016.- Ayer, los estadounidenses concurrieron a las urnas para elegir al candidato que se convertirá en el nuevo presidente de Estados Unidos. Los resultados no dejaron dudas y consagraron al republicano Donald Trump como sucesor de Barack Obama.

El magnate de la construcción consiguió 279 electores. El mínimo requerido es de 270, por lo que su triunfo no tiene dudas. Hillary Clinton, la candidata demócrata, por su parte, obtuvo 228.

Sin embargo, lo llamativo del sistema electoral de Estados Unidos es que esos números no reflejan de manera directa la voluntad de cada votante. ¿Qué significa esto? Que como en el vecino país del norte la votación es indirecta (los ciudadanos votan en sus estados y les dan el poder a los electores para que los representen) no importan cuántos hayan votado.

De acuerdo con los informes oficiales, Hillary Clinton sumó 59’727,805 votos, algo así como el 47.67%; Donald Trump, el ganador de las elecciones, tiene 59’505,613 votos, un 47,49%. Es decir, la demócrata cuenta con el apoyo de 222.192 estadounidenses más que el republicano.

Si en Estados Unidos el sistema electoral fuese como el mexicano, es decir una democracia directa, la historia hubiera sido otra: Hillary Clinton se hubiera convertido en la primera mujer presidente.