Mauricio Macri, nuevo presidente de Argentina

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Su éxito como presidente del club de futbol Boca Juniors fue la base para su salto a la política. En 2003 formó su propio partido político y algunos años después ganó la alcaldía de Buenos Aires

Su éxito como presidente del club de futbol Boca Juniors fue la base para su salto a la política. En 2003 formó su propio partido político y algunos años después ganó la alcaldía de Buenos Aires

El ingeniero de tendencia centroderecha derrotó al candidato del peronismo de centroizquierda Daniel Scioli, quien estaba respaldado por la actual presidenta Cristina Fernández

 –

Buenos Aires, Argentina, 22 de noviembre de 2015.- Mauricio Macri fue electo en segunda vuelta presidente de Argentina al vencer en la contienda al candidato oficialista Daniel Scioli.

Macri siempre llevó una mala relación con su padre, un inmigrante italiano que próspero en el país sudamericano y que siempre criticaba todos sus proyectos. Esta relación lo empujó a realizar una carrera política al margen de las empresas de su padre.

El ingeniero de tendencia centroderecha derrotó al candidato del peronismo de centroizquierda Daniel Scioli, quien estaba respaldado por la actual presidenta Cristina Fernández.

En 1995 tomó las riendas del popular club de futbol argentino, el Boca Juniors, equipo que logró grandes éxitos deportivos en los 12 años de gestión del próximo presidente argentino.

Su gestión en el club incrementó su fama en un país que vive pendiente del fútbol, aunque también le trajo críticas como las del astro Diego Maradona, que lo acusaba de ser avaro y lo llamaba “cartonero”, un término usado en Argentina para nombrar a gente pobre que revisa la basura.

El éxito en el club de futbol fue la base para su salto a la política. En 2003 formó su propio partido político y algunos años después ganó la alcaldía de Buenos Aires.

Macri, que se casó tres veces y es padre de cuatro hijos, ha sido criticado por sus dificultades para “conectar” con muchos votantes que lo ven como un empresario frío que sólo beneficiaría a la clase alta.

Desde el inicio de su carrera política, Macri ha tenido que llevar una carga pesada su apellido. Al ser hijo de Franco Macri, un empresario cuestionado por haberse enriquecido con negocios poco transparentes, aunque Mauricio Macri siempre llevó una mala relación con él y siempre se ha desmarcado de su padre.