Muere Fidel Castro a los 90 años de edad

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Fue venerado por miles de simpatizantes de izquierda, pero gobiernos como el de Estados Unidos y cubanos exiliados que abandonaron la isla tras la revolución lo acusaban de tirano

Fue venerado por miles de simpatizantes de izquierda, pero gobiernos como el de Estados Unidos y cubanos exiliados que abandonaron la isla tras la revolución lo acusaban de tirano

El líder cubano Fidel Castro, una leyenda de la izquierda revolucionaria que gobernó su país durante casi medio siglo, murió el viernes a los 90 años, informó su hermano Raúl Castro en un mensaje transmitido el sábado por la televisión estatal

La Habana, Cuba, 26 de noviembre de 2016.- El líder cubano Fidel Castro, una leyenda de la izquierda revolucionaria que gobernó su país durante casi medio siglo, murió el viernes a los 90 años, informó su hermano Raúl Castro en un mensaje transmitido el sábado por la televisión estatal.

Castro, cuyo fallecimiento deja a la izquierda latinoamericana sin su mayor referente del Siglo XX, estaba apartado del poder desde julio del 2006, cuando una crisis de salud lo obligó a ceder el mando a Raúl, quien oficialmente asumió la presidencia dos años después. Su enfermedad nunca fue revelada oficialmente.

“Con profundo dolor comparezco para informar a nuestro pueblo (…) que hoy 25 de noviembre de 2016 a las 10.29 de la noche falleció el comandante en jefe de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz”, dijo Raúl Castro en un mensaje que leyó y fue divulgado por los medios estatales.

“Cumpliendo la voluntad expresa del compañero Fidel, sus restos serán cremados en las primeras horas de la mañana del sábado 26″, agregó desde su oficina, vestido de verde olivo, según los reportes de la televisión estatal.

Castro, un carismático e implacable líder que hizo de la barba, el uniforme guerrillero verde oliva y los cigarros su marca registrada, saltó al centro de la geopolítica global al aliarse a Moscú poco después de bajar en 1959 de la Sierra Maestra para derrocar al dictador Fulgencio Batista.

Fue venerado por miles de simpatizantes de izquierda, pero gobiernos como el de Estados Unidos y cubanos exiliados que abandonaron la isla tras la revolución lo acusaban de tirano.

Su desaparición difícilmente implicará un gran cambio en el sistema socialista que edificó en Cuba, donde su hermano adoptó reformas para modernizar la deprimida economía y más tarde inició un proceso con Washington para restablecer los vínculos diplomáticos tras más de cinco décadas de hostilidades. Fidel Castro pareció apoyar tibiamente esas decisiones.