Se formó la tormenta tropical Juliette en aguas del Pacífico

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Juliette provocará lluvias intensas en el sur de la Península de Baja California y muy fuertes principalmente en zonas de costa de Nayarit y Sinaloa

Juliette provocará lluvias intensas en el sur de la Península de Baja California y muy fuertes principalmente en zonas de costa de Nayarit y Sinaloa

El fenómeno se ubicó esta tarde a aproximadamente 205 kilómetros al sureste de Cabo San Lucas, Baja California Sur, y a unos 200 km al oeste de la isla María Madre, una de las islas Marías, Nayarit

México, D.F., 28 de agosto de 2013.- El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó que en la tarde de este miércoles, se formó la tormenta tropical Juliette en aguas del Océano Pacífico.

Juliette provocará lluvias intensas en el sur de la Península de Baja California y muy fuertes principalmente en zonas de costa de Nayarit y Sinaloa.

La tormenta tropical Juliette se ubicó a aproximadamente 205 kilómetros al sureste de Cabo San Lucas, Baja California Sur, y a unos 200 km al oeste de la isla María Madre, una de las islas Marías, Nayarit.

Registra vientos sostenidos de 75 kilómetros por hora (km/h), rachas de 95 km/h y se desplaza rápidamente hacia el noroeste a casi 40 kilómetros por hora.

Se estableció una zona de alerta por tormenta tropical desde San Evaristo hasta Bahía Magdalena, incluido Cabo San Lucas, en Baja California Sur.

De acuerdo con los modelos, el centro de Juliette pasará muy cerca o tocará tierra en el sur de la Península de Baja California esta misma noche o durante las primeras horas del jueves. Por la noche de ese día, virará ligeramente hacia el oeste-noroeste y disminuirá su velocidad de desplazamiento.

Juliette es el décimo ciclón tropical con nombre de la temporada 2013 en el Pacífico, donde hasta el momento se han formado los huracanes Barbara, Cosme, Dalila, Erick, Gil y Henriette, así como las tormentas tropicales Alvin, Flossie e Ivo.

El SMN recomienda a la población civil extremar precauciones por posibles inundaciones en zonas bajas, así como desbordamiento de ríos y arroyos, y deslaves en zonas montañosas.