Denuncian malos manejos en kínder de Morelia; niños se quedan sin clase

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
El lunes, ya los niños no fueron aceptados en la institución pues en la puerta de acceso se podía leer un comunicado emitido por la Subdirección de Educación Preescolar  de la Secretaría de Educación en el Estado que indica que las actividades se suspendían "hasta nuevo aviso"

El lunes, ya los niños no fueron aceptados en la institución pues en la puerta de acceso se podía leer un comunicado emitido por la Subdirección de Educación Preescolar de la Secretaría de Educación en el Estado que indica que las actividades se suspendían “hasta nuevo aviso”

Padres de familia del plantel Enrique Ramírez Miguel aseguran que la directora se negaba a transparentar la aplicación de 40 mil pesos mensuales que recibía del Programa de Escuelas de Tiempo Complejo, así como los 6 pesos que pagaba diario cada papá por la elaboración de alimentos; ahora la SEE ahora ha suspendido clases hasta nuevo aviso

Morelia, Michoacán, 14 de junio de 2017.- La denuncia presentada ante las autoridades educativas respecto a los malos manejos que la directora del Jardín de Niños Enrique Ramírez Miguel hace con los recursos que le entregan a través de las cuotas de padres de familia y de los 6 pesos que paga cada papá diario por la elaboración de los alimentos, provocó que los niños se quedaran sin clases lo que tomó por sorpresa a los padres de familia y al personal docente que señalaron que se podría buscar la solución sin que los pequeños perdieran clases.

Los papás señalaron que están solicitando la salida de la directora María Guadalupe Fuerte Valencia debido a que no les permitía como mesa directiva que hicieran un recuento de los recursos que ingresan a través del programa de escuelas de tiempo completo los cuales ascienden a 15 pesos diarios por los 125 niños que integran el plantel, es decir, que al mes le llegan a la cuenta personal de la directora, alrededor de 40 mil pesos para alimentación de los niños aparte del pago por “cuotas voluntarias” que entregan los papás cada año entre otros recursos.

Luego de que los padres sospecharon que la directora en conjunto con la que estaba como presidenta de la mesa directiva al parecer hacían mal uso del dinero, solicitaron documentos pero ni una ni otra los quería entregar hasta que por fin, lograron que una parte de los recibos fueran “auditados” por ellos mismos en los que detectaron varias irregularidades y fue debido a ello que destituyeron a la presidenta de la mesa directiva porque era la que recibía los 6 pesos que los padres aportaban para la elaboración de alimentos sin que tuviera la aprobación de los mismos.

El lunes, ya los niños no fueron aceptados en la institución pues en la puerta de acceso se podía leer un comunicado emitido por la Subdirección de Educación Preescolar  de la Secretaría de Educación en el Estado que indica que las actividades se suspendían “hasta nuevo aviso”, mientras continuaban las investigaciones en torno al caso lo que causó la molestia de los papás que se preguntaron por qué no hacer las investigaciones, pero sin dejar de que recibieran clases los pequeños.

Por ello, los padres de familia acudieron con la supervisora de la zona escolar 039 quien no los atendió y después, se trasladaron a la Subdirección de Educación Preescolar donde les indicó que habrá una serie de reuniones entre la propia directora, la supervisora, los padres de familia y el personal docente a fin de deslindar responsabilidades y poder reiniciar las clases y por último, se dirigieron a Casa de Gobierno a entregar un escrito dirigido al Gobernador del Estado para que conozca la situación que priva en el jardín de niños que se ubica en la colonia La Esperanza de la salida a Quiroga.