Denuncian ola de asaltos a pasajeros de autobuses en Michoacán

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Ni las autoridades ni las líneas de autobuses han hecho nada para frenar la ola de asaltos en la entidad

Ni las autoridades ni las líneas de autobuses han hecho nada para frenar la ola de asaltos en la entidad

Los asaltos se reportan principalmente en las zonas de la Costa y Tierra Caliente; los usuarios no son revisados antes de abordar las unidades y son amenazados para que no denuncien, pues los asaltantes se llevan también sus identificaciones y documentos

Morelia, Michoacán, 30 de julio de 2014.- Una ola de asaltos a pasajeros de autobuses se ha registrado en las últimas semanas en Michoacán, más específicamente en las zonas de la Costa y Tierra Caliente, según denuncias que lectores de ATIEMPO.MX (www.atiempo.mx), su portal de noticias y denuncias por internet, han enviado en los últimos días.

De acuerdo con los denunciantes, ni las autoridades estatales o federales, mucho menos las líneas de transporte de pasajeros han hecho algo para detener los hechos delictivos, pese a que los mismos choferes les han comentado que se han vuelto muy comunes.

Un ejemplo de cómo operan los delincuentes, para conocimiento de las autoridades, es que llegan en grupos de seis a la Terminal de Autobuses, sobre todo la de Lázaro Cárdenas, cuatro abordan el autobús y dos más se quedan en una camioneta que posteriormente sigue a la unidad de autotransporte.

De los cuatro que abordan el autobús, dos de ellos, armados, se levantan a amagar el conductor en algún lugar inhóspito; momento en el cual asaltan a los pasajeros y los amenazan para que no los denuncien ante las autoridades, con el argumento de que los irán a buscar, pues además de su dinero y artículos de valor se llevan identificaciones y documentación de cada uno de ellos.

Posteriormente, abandonan la unidad y se retiran en la camioneta que los venía siguiendo. Los otros dos cómplices, quienes se mezclaron entre los pasajeros asaltados, continúan el viaje en el autobús, aparentemente para verificar que nadie denuncie o intente hacer nada contra sus compañeros que ya huyeron.

Ya al llegar a Uruapan, se bajan entre los pasajeros, presuntamente para reunirse con sus cómplices.

De acuerdo con el testimonio de un chofer, los asaltos normalmente están ocurriendo en el día, pero también se tienen reportes de que se han registrado en la noche o madrugada.

Los denunciantes suponen que las autoridades saben de la ola de asaltos, pues es un hecho ya muy divulgado entre los choferes, pero ni las fuerzas del orden ni las líneas de autobuses hacen nada para evitarlos, pues no hay nadie que revise a los pasajeros antes de abordar ni tampoco patrullas que resguarden a los camiones.