Escuelas “se comen” una semana de clases sin ser sancionadas

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
En el calendario estatal, el último día clases está señalado para el próximo lunes 9 de julio

En el calendario estatal, el último día clases está señalado para el próximo lunes 9 de julio

A pesar de las declaraciones del propio titular de la SEE, Alberto Frutis Solís que ha amagado con sancionar instituciones que no cumplan con el calendario escolar o con aplicar descuentos a los profesores que no se presenten con los alumnos en los salones de clases, parece que en Michoacán no se respeta la normativa

Morelia, Michoacán, 19 de junio de 2018.- A pesar de las declaraciones del propio Secretario de Educación en el Estado, Alberto Frutis Solís que ha amagado con sancionar instituciones que no cumplan con el calendario escolar o con aplicar descuentos a los profesores que no se presenten con los alumnos en los salones de clases, parece que en Michoacán no se respeta la normativa y algunas escuelas del nivel básico terminaron las clases al menos una semana antes de lo que señala el calendario escolar 2017-2018.

Y es que algunos de los planteles de primaria y secundaria terminaron ya sus actividades desde el viernes pasado aunque el calendario precisa que el último día de clases para las escuelas que tienen 185 días de actividades, es hasta el 25 de junio mientras que para las instituciones que deben tener 195 días efectivos, el último día clases está señalado para el próximo lunes 9 de julio.

El calendario de 185 días también presenta un “receso de clases entre el 26 de junio y el 7 de julio pero considera al mismo tiempo, “un periodo de compensación (días no laborables para profesores y directores que aplicaron la jornada escolar), el cual está marcada del 9 al 20 de julio, periodo que no existe en el calendario de 195 días.

Los calendarios que muy pocas escuelas respetan, son avalados por la Secretaría de Educación Pública Federal los cuales en Michoacán como desde hace muchos años, siguen siendo letra muerta pues los directores en complicidad con los maestros, terminan las clases cuando quieren sin que reciban la sanción correspondiente