Hospital de la Mujer de Michoacán, al borde del colapso

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Ante tales irregularidades, las pacientes calificaron la situación como insostenible mientras que por otro lado los doctores tienen que hacer "milagros" para salvar la vida de las pacientes y de los propios infantes

Ante tales irregularidades, las pacientes calificaron la situación como insostenible mientras que por otro lado los doctores tienen que hacer “milagros” para salvar la vida de las pacientes y de los propios infantes

El nosocomio se encuentra “en terapia intensiva”; sólo funciona un quirófano; las cunas de los bebés se calientan hasta sobrepasar los 40 grados, pues no les funcionan los sensores; y, el personal tiene que sostener los aparatos con cinta adhesiva, para que no se vayan a caer; además, hay múltiples goteras

Morelia, Michoacán, 06 de junio de 2017.- Con la esperanza de que las autoridades de salud puedan actuar de inmediato para evitar que los bebés puedan morir al interior del Hospital de la Mujer que se encuentra literalmente “en terapia intensiva” pues solo funciona un quirófano, las cunas de los bebés se calientan hasta llegar a sobrepasar los 40 grados ya que no les funcionan los sensores, el personal tiene que sostener los aparatos con cinta adhesiva para que no se vayan a caer y hasta tienen que poner cubetas en los pasillos para recibir el agua de lluvia que se filtra a través de goteras.

Ante tales irregularidades, las pacientes calificaron la situación como insostenible mientras que por otro lado los doctores tienen que hacer “milagros” para salvar la vida de las pacientes y de los propios infantes.

Ante tales irregularidades, las pacientes calificaron la situación como insostenible mientras que por otro lado los doctores tienen que hacer "milagros" para salvar la vida de las pacientes y de los propios infantes

Las quejas que están ilustradas por medio de fotografías, precisan que la temperatura de un bebé en una de las tres cunas de calor radiante a las que no le funcionan los sensores, se eleva hasta los 39.3 grados centígrados y las pequeñas camas, no cuentan con barandal perimetral que pudiera en un momento dado, detener al bebé en caso de que se mueva mucho y pueda estar en peligro de caer de una altura de un metro con 20 centímetros.

La máquina de anestesia, refieren los denunciantes, no funciona mientras que solo un quirófano está disponible para la gran cantidad de demanda que tiene el hospital.

Por si fuera poco, varios aparatos médicos están conectados a un muticontacto lo cual es peligroso ya que al utilizar mucha energía, en varias ocasiones han hecho corto circuito y sacan chispas lo cual ha sacado sustos a más de una paciente y al propio personal médico.

El único quirófano que funciona, tiene la lámpara a punto de caer y por ello está “pegada” con cinta y en lo que respecta a la cámara de expulsión, la lámpara tampoco sirve y debido a ello se auxilian de una lámpara de chicote que “solo prende en ocasiones” provocando que los médicos tengan que hacer milagros para suturar a las pacientes “casi” a oscuras.

Ante tales irregularidades, las pacientes calificaron la situación como insostenible mientras que por otro lado los doctores tienen que hacer "milagros" para salvar la vida de las pacientes y de los propios infantes

A esto hay que agregarle que en esta misma área hay cuatro camillas para atender los partos pero solo hay un par de pierneras lo que ocasiona que las pacientes no tengan la posición deseada al momento del parto lo que varias veces ha causado que las pacientes se desgarren favoreciendo así las hemorragias obstétricas.

Por último otra de las problemáticas que enfrentan tanto pacientes como trabajadores y personal médico, es el pasillo que va a los quirófanos al que se le mina el agua de lluvia por lo que no queda otra opción más que colocar cubetas para recibir las gotas que caen de manera constante cuando está lloviendo.

La esperanza de los trabajadores, personal médico y sobre todo de los pacientes, es que las autoridades encargadas de solucionar los problemas, hagan una revisión minuciosa y puedan apoyarlos a resolver los problemas pero sobre todo, que ayuden a salvar las vidas de los recién nacidos que tienen la desgracia de llegar a este mundo en el Hospital de la Mujer.