Ni con la reforma energética baja el gas en Michoacán

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
En la mayor parte de las ciudades del país el precio del gas Licuado de Petróleo (LP) "se disparó" en casi un 50 por ciento más de su precio antes de la llamada reforma que ha sido más perjudicial para las familias mexicanas que benéfica

En la mayor parte de las ciudades del país el precio del gas Licuado de Petróleo (LP) “se disparó” en casi un 50 por ciento más de su precio antes de la llamada reforma que ha sido más perjudicial para las familias mexicanas que benéfica

La reforma impulsada por el gobierno federal resultó perjudicial para los habitantes del estado de Michoacán, ya que el costo del gas doméstico más común que es el de 30 litros, pasó de poco más de 440 pesos en el año 2016, a casi 560 pesos en noviembre de este 2017

Morelia, Michoacán, 06 de noviembre de 2017.- La llamada Reforma Energética impulsada por el Gobierno Federal para “beneficiar a los mexicanos” resultó perjudicial para los habitantes del estado de Michoacán, ya que el costo del gas doméstico más común que es el de 30 litros, pasó de poco más de 440 pesos en el año 2016, a casi 560 pesos en noviembre de este 2017.

En la mayor parte de las ciudades del país el precio del gas Licuado de Petróleo (LP) “se disparó” en casi un 50 por ciento más de su precio antes de la llamada reforma que ha sido más perjudicial para las familias mexicanas que benéfica.

Y es que antes de la entrada en vigor de la reforma, el precio del gas doméstico estaba controlado pero a partir de enero de este 2017 en que el precio de los combustibles fue liberado, comenzó el martirio para los michoacanos que ven como cada mes, el incremento va perjudicando su bolsillo.

Tan solo el lunes 2 de enero de este 2017, el precio por litro del gas LP, tuvo una alza de entre el quince y el veinte por ciento en las estaciones gaseras de la capital michoacana donde antes de finalizar el año 2016, el precio por cilindro de 30 litros era de 398.10 pesos y ya para el mes de noviembre de este año, los morelianos tienen que comprarlo en 559.72, es decir, prácticamente en 560 pesos.

Lo que más ha causado molestia a los consumidores, fue que durante el segundo semestre del año 2016 el precio del gas no subió sino que por el contrario, bajó al menos un diez por ciento que se mantuvo hasta que finalizó ese año pero al llegar el 2017, comenzó su alza que limitó cada mes el bolsillo de quienes necesitan el combustible en sus domicilios.

Así, tras la liberación de precios, el gas a la par de la gasolina y el diésel, desde principios del año su precio está variando dependiendo de la región donde se esté comercializando y el cual, se da a conocer a los ciudadanos a través de la plataforma de internet de la Comisión Reguladora de Energía (CRE).