Niños de Cendi cumplen un mes sin clases; SEE ignora a padres de familia

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Trabajadores de los Cendis decidieron tomar incluso los Cendis federales para hacer presión y exigir al Gobierno de Michoacán pagar los servicios alimenticios, los proveedores, entre otras cosas

Trabajadores de los Cendis decidieron tomar incluso los Cendis federales para hacer presión y exigir al Gobierno de Michoacán pagar los servicios alimenticios, los proveedores, entre otras cosas

Padres de familia le han enviado oficios al secretario de Educación, Alberto Frutis, para pedirle que resuelva el conflicto, sin embargo, hasta la fecha no han obtenido respuesta

Morelia, Michoacán, 27 de septiembre de 2018.- A casi un mes de que los niños se quedaron sin clases en el Centro de Desarrollo Infantil (CENDI) Número 7 que está ubicado cerca de la Secretaría de Educación, “por apoyar a los Cendis estatales que no les habían entregado los recursos que requieren para su operación”, los padres de familia se dijeron desesperados y molestos con el Secretario de Educación, Alberto Frutis Solís ya que a una semana de que le enviaron oficios para que resuelva el conflicto, los ha ignorado por lo que no han recibido ninguna respuesta, de quien se supone, es la autoridad en materia educativa.

Los padres de familia que también son docentes, tienen entre sus prestaciones que sus hijos accedan a la educación inicial lo que en el CENDI 7 se ha coartado desde el pasado 5 de septiembre y fue debido a ello que los papás enviaron oficios, aparte del secretario de Educación, a la directora del plantel, María Adriana Marvella Ángeles García lo mismo que a la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) a fin de que las clases se reanuden de inmediato en el plantel.

El problema tiene que ver con el pago que debe hacer el gobierno del estado a los Cendis estatales para pagar los servicios alimenticios, los proveedores, entre otras cosas, pero que no les ha cubierto y ante ello, los Cendis federales a los que no les deben nada, que es el caso de esta, sin ningún consenso de por medio y de manera unilateral de la delegación sindical, decidieron cerrarla para “presionar” a la autoridad estatal afectando directamente a educación de los niños.

Tras el cierre del Cendi que cuenta con lactantes, maternal y preescolar, algunos papás, por sus actividades, decidieron llevar a sus hijos a otros centros educativos aunque la mayoría, están a la espera de que se resuelva el conflicto pero ya ha pasado casi un mes y la autoridad educativa ha hecho oídos sordos a los reclamos de los padres.

Responsabilizaron a la propia autoridad así como a la delegación sindical de lo que pueda suceder toda vez que al no obtener ninguna respuesta, los padres de familia se han organizado y buscarán la manera de abrir las puertas de acceso “a la fuerza” y que en caso de que haya profesores que no quieran ingresar a sus actividades, “buscaremos incluso que sea el personal que no está ubicado o en su defecto al personal idóneo quienes presten sus servicios aunque ello signifique contradecir los ideales de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE)”, ya que cabe decir que el Cendi, es administrado precisamente por integrantes de la CNTE quienes siempre han estado en contra de que quienes se evalúen, estén al frente de un salón de clases.

Y es que a pesar de que la autoridad educativa ha indicado que a la fecha cuenta con el dinero para las guarderías pero que para entregarlo, “los Cendis necesitan transparentar lo que han recibido”, pero son las delegaciones las que no quieren entregar los libros contables “quién sabe por qué razón”, finalizaron.