No al aborto, exigieron ciudadanos en la Marcha por la Vida

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Miles de ciudadanos marcharon este sábado para rechazar el aborto y a favor de la vida.

La práctica del aborto vuelve víctima no sólo al no nacido, sino a las propias madres que se les engaña para crean que no tienen más alternativa que deshacerse de su hijo, afirmaron los participantes de la Marcha por la Vida

Ciudad de México, 29 de abril de 20018.- Con el objetivo de rechazar el aborto y defender la dignidad de los no nacidos, se llevó a cabo este sábado la Gran Marcha por la Vida en la Ciudad de México, en la que participaron aproximadamente unas 22 mil personas, calcularon los organizadores.

Los ciudadanos se concentraron en el Monumento a la Revolución para marchar hacia la sede de la Asamblea Legislativa, en donde guardaron un minuto de silencio en memoria de las 194 mil víctimas del aborto y exigieron leyes que protejan la vida y dignidad de las personas, desde el momento de la concepción.

Los participantes aseguraron que esta medida vuelve víctima no sólo al no nacido, sino a las propias mujeres a las que no se les ofrece ninguna otra alternativa para salir adelante, además de ser víctimas de la desinformación o la mala información que les hace creer que abortar es la única solución que tienen a su alcance, pero nadie les dice sobre los traumas psicológicos que después deben enfrentar muchas de ellas, sin el acompañamiento del Estado.

Asimismo, recordaron que luego de que se despenalizara el aborto en 2007, según cifras oficiales se han practicado 194 mil abortos, que equivalen a la población de Guanajuato, además de que se han propagado estas prácticas en clínicas privadas, en las cuales no hay un control, ni registros de los abortos que realizan y que se han convertido en un negocio muy lucrativo.

Denunciaron también la ampliación de la despenalización hasta la vigésima semana y 6 días de embarazo, por lo que aseguraron que la mayoría de los mexicanos no están bien representados en los Congresos, ya que la gran mayoría de mexicanos están a favor de la vida.