Otra vez, convierten en una gran cantina a la Tenencia de Santa María

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
El jefe de Tenencia, Wilberth Rosas Monge, se había comprometido a que la fiesta de cada año, se llevaría a cabo con mucho orden y poco alcohol

El jefe de Tenencia, Wilberth Rosas Monge, se había comprometido a que la fiesta de cada año, se llevaría a cabo con mucho orden y poco alcohol

En las festividades de Santa María quedaron de lado la convivencia y hasta los tradicionales puestos donde se vende el delicioso mole, para en su lugar permitir puestos y más puestos con venta de bebidas embriagantes

Morelia, Michoacán, 16 de agosto de 2018.- Ciudadanos molestos se quejaron de que durante las festividades de la Tenencia de Santa María de Guido, esta se convirtió en una “cantinota” donde ha quedado de lado la convivencia y hasta los tradicionales puestos donde se vende el delicioso mole para en su lugar, permitir puestos y más puestos con venta de bebidas embriagantes.

El colmo fue este miércoles 15 de agosto último día de las festividades que iniciaron el primero de agosto, cuando las calles se volvieron intransitables debido al cierre de varias de ellas sin que hubiera señalamientos para saber por dónde circular.

Los visitantes señalaron que un problema recurrente ha sido la falta de sanitarios públicos lo que abona para que muchas personas, sobre todo hombres, hagan sus necesidades en plena vía pública a la vista de mujeres, niños o personas mayores cuando ya traen unas copas encima.

También, se quejaron del incremento de los puestos que en lugar de ofrecer artesanías o el tradicional mole, venden bebidas embriagantes lo que fue evidente a pesar de que unos días antes de iniciar los festejos, el Jefe de Tenencia, Wilberth Rosas Monge, se había comprometido a que la fiesta de cada año, se llevaría a cabo con mucho orden y poco alcohol.

Sin embargo, los problemas no fueron solo para los visitantes, sino que hasta los vecinos de la zona señalaron que casi a diario se registraron riñas y peleas en las noches derivado del consumo excesivo de alcohol que fue permitido y hasta solapado por la autoridad vecinal.

Por último, los quejosos hicieron el llamado a Wilberth Rosas para que el año que viene, sean menos los puestos de venta de bebidas embriagantes y más los locales de comida o artesanías que puedan derivar en una mejor convivencia y no tener una experiencia igual que como en esta ocasión.

El jefe de Tenencia, Wilberth Rosas Monge, se había comprometido a que la fiesta de cada año, se llevaría a cabo con mucho orden y poco alcohol

El jefe de Tenencia, Wilberth Rosas Monge, se había comprometido a que la fiesta de cada año, se llevaría a cabo con mucho orden y poco alcohol