Gracias al VAR, Suecia derrota 1-0 a Corea del Sur

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
El capitán, Granqvist, fue el encargado de lanzar desde los once metros y poner el 1-0 en el marcador tras engañar a Jo Hyun-woo

El capitán, Granqvist, fue el encargado de lanzar desde los once metros y poner el 1-0 en el marcador tras engañar a Jo Hyun-woo

El primer enfrentamiento en un Mundial entre Suecia y Corea del Sur ha acabado con victoria para el país escandinavo después de que el VAR dictara un penalti en el minuto 64 favorable a los suecos

Nizhni Novgorod, Rusia, 18 de junio de 2018.- El primer enfrentamiento en un Mundial entre Suecia y Corea del Sur ha acabado con victoria para el país escandinavo después de que el VAR dictara un penalti en el minuto 64 favorable a los suecos.

En un primer momento, el árbitro del partido, el salvadoreño Joel Aguilar, no vio infracción y dejó seguir.

Cuando Corea se plantaba en el área sueca tras un rápido contragolpe, el colegiado paró el partido y, tras consultar el VAR, decretó la pena máxima.

El capitán, Granqvist, fue el encargado de lanzar desde los once metros y poner el 1-0 en el marcador tras engañar a Jo Hyun-woo.

Con ese tanto, Suecia puso fin a una sequía de 382 minutos sin anotar un gol -el último lo logró en la derrota por 2-1 contra Chile el pasado mes de marzo- y se coloca colíder del grupo F.

Ambas selecciones eran conscientes de la importancia de lograr un triunfo en su estreno en el Mundial de Rusia después de la derrota de Alemania ante México.

La sorpresa del partido fue la titularidad de Jo Hyun-woo, a priori, el tercer portero de Corea.

El joven guardameta realizó una de las mejores paradas de lo que va de competición tras un remate a bocajarro de Berg y se mostró muy seguro por arriba.

En la segunda parte, volvió a sacar un cabezazo bajo palos del combinado sueco tras un saque de falta.

Los surcoreanos se hicieron con el control del balón durante los primeros minutos del encuentro, pero los suecos marcaron el ritmo del juego y tuvieron las ocasiones más claras, tres de ellas en las botas de Marcus Berg.

El primer varapalo para Corea llegó en el minuto 27, cuando Park cayó lesionado -aparentemente un problema muscular- y tuvo que ser sustituido.

Tampoco los suecos se libraron de las lesiones, ya que Larsson también se retiró con molestias en el minuto 80.

En un partido cargado de infracciones -se cometieron 43 faltas- y con poco fútbol, Suecia no mostró su mejor juego, con el que dejó fuera del Mundial a Italia en la repesca, y Berg, el que está llamado a ser el sustituto de Zlatan Ibrahimovic, estuvo muy lejos de lo que se espera de él.

El delantero sueco es el referente en ataque del combinado nacional junto a Toivonen, con quien representó a Suecia en 2009 en el Campeonato Europeo Sub-21.

MAL PARTIDO DE COREA

Los coreanos estuvieron muy lejos de las expectativas con la que aterrizaban en Rusia y dejó malas sensaciones.

Buscaron la velocidad de Son, el extremo del Tottenham, pero no fue suficiente para poner en aprietos a Olsen, que no tuvo mucho trabajo durante el partido.

De hecho, los coreanos no lograron ni un tiro entre los tres palos. En los compases finales del encuentro, el combinado asiático tuvo el empate en la cabeza de Hwang, que con todo a favor y completamente solo, remató desviado.

Corea del Sur, tras caer ante Suecia, lleva siete partidos seguidos sin ganar en un Mundial. Su último triunfo fue el 12 de junio de 2010 ante Grecia, cuando se impuso 2-0.

Con esta victoria, los suecos, que llevaban doce años sin participar en un Mundial, se sitúan líderes junto a México y dan un paso de gigantes para lograr alcanzar los octavos de final.

La última vez que Suecia ganó en su debut mundialista fue en 1958, cuando se impuso por 3-0 a México.

El próximo partido del equipo escandinavo será ante Alemania, el sábado a las 20:00 horas, en lo que será una auténtica final para el equipo germano, que no se puede permitir otro tropiezo tras la derrota ante la selección mexicana.

Corea, por su parte, se enfrentará a México el sábado a las 17:00 horas y esperará un milagro para colarse en la siguiente fase, algo que no consigue desde el Mundial de 2002, competición en la que fueron organizadores junto a Japón.