DestacadasSucesos

Adoremos a Dios, no al planeta: Mons. Isidro Puente

El párroco de la Arquidiócesis de Tijuana alertó sobre ideologías tan extendidas como el vegetarianismo o veganismo; llamó a no ser esclavos del planeta, que no es nuestro amo, ni nuestro dueño

Morelia, Michoacán, 23 de enero de 2022.- Adoremos a Dios, el creador del planeta, no al planeta que no es nuestro amo, ni nuestro dueño, pide Monseñor Isidro Puente Ochoa, Párroco de la Arquidiócesis de Tijuana, y no ser esclavos del planeta, tampoco de los animales o vegetales.

Invitó a los católicos a reflexionar sobre ideologías tan extendidas como el vegetarianismo o veganismo, que implican el no consumir carne para evitar el sufrimiento de los animales para alimentarnos, sin embargo dijo, no se piensa que “al comer una lechuga estás matando a la lechuga y al comer una manzana, estás matando a la manzana que estaba viva”.

Por lo tanto, los veganos tampoco deberían comer vegetales y recomendó hacerse “mineralo” y alimentarse de puros minerales. “Come pura sal, ándale, o come piedras”, esas no sufren.

El clérigo añadió que por algo Dios nos dio a los hombres dientes incisivos, que son para cortar la carne, colmillos para desgarrar la carne, muelas para moler todo tipo de alimentos. “Somos omnívoros, pues Dios dijo: que todo sirva de alimento al hombre”. 

En su homilía recordó que esta tierra no es dios, como tampoco lo son el sol, ni la luna, ni las estrellas. Dios no vino para que esta tierra fuera nuestra madre. Gea, por ejemplo, para los paganos era la madre tierra y Saturno el dios que hace que crezcan las plantas y por eso vive debajo de la tierra, en los infiernos y hay muchos otros dioses de la tierra.

Pero para los cristianos nuestra patria es el cielo, no es Marte, ni Júpiter, ni Neptuno y a eso vino Jesús, a abrirnos las puertas del cielo, con su amor inmenso, para que sea nuestra herencia, nuestra pertenencia, nuestra posesión, porque somos sus hijos.

El reino de Dios, dijo, es espiritual y eterno, y tu corazón no debe estar aquí, en las cosas materiales que vas a dejar el día de la muerte; tu corazón es para las cosas del cielo, que es la herencia que nos dejó a los hombres en la tierra.

Asimismo, Isidro Puente conminó a los cardenales, obispos y arzobispos del mundo a volver a celebrar la misa de cara al Tabernáculo, de cara a Cristo, porque la misa es el culto a Dios y recordó a los católicos que la misa es “el sacrificio de Nuestro Señor Jesucristo, y no es ir a ver al sacerdote o el sacerdote estar viendo a los hombres y mujeres”. 

Finalmente les exhortó a convertirse, darse la vuelta y celebrar el sacrificio mirando a Cristo, al frente del pueblo, a la cabeza del pueblo, siendo verdadero mediador entre Dios y los hombres. “Dale la espalda al pueblo y no se la des a Dios”. Sólo así, aseguró el prelado, renacerá la Iglesia.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: