DenunciasDestacadasMorelia

Ahora, gobierno de Morón arremete contra comercio formal en El Realito

El Ayuntamiento de Morelia demanda a 54 establecimientos el retiro de estructuras, pero al mismo tiempo permite el ambulantaje que invade calles y banquetas en el Centro Histórico y distintos puntos de la ciudad

Morelia, Michoacán, 10 de enero de 2020.- Las quejas por aplicar la ley de manera selectiva por parte del Ayuntamiento de Morelia y del presidente municipal, Raúl Morón Orozco, han ido en aumento durante los últimos meses y ahora durante los últimos días, debido a que parece que los funcionarios solo ven las irregularidades que tienen los comercios establecidos pero pasa por alto las faltas que comete el comercio informal en calles del propio Centro Histórico.

Y es que desde enero del año 2019 fue sancionado el Hotel Casa Madero propiedad del ex presidente municipal de Morelia, Alfonso Martínez Alcázar, por tener en la parte externa una tarima anclada al piso misma que fue motivo de controversia jurídica y a la postre, a principios del mes de diciembre, fue retirada por su propietario para evitar mayor problema.

A finales del mes de octubre a los establecimientos ubicados en la Avenida Acueducto que están dados de alta en Hacienda, que pagan servicios, que pagan renta, que requieren de trabajadores a quienes deben dar de alta en los servicios médicos, se quejaron de que fueron prácticamente obligados a retirar las estructuras metálicas en algún momento colocaron sobre la vía pública pues de lo contrario, corrían el riesgo de ser derribadas por la propia autoridad lo que afortunadamente no se dio.

Ahora, desde el pasado lunes 6 de enero el municipio acudió a los negocios establecidos que se encuentran sobre el libramiento norte en la colonia Ignacio Zaragoza y El Realito los cuales tienen estructuras de metal ancladas en el piso a quienes se les «invitó», mediante apercibimientos, a retirarlas en 5 días o de los contrario, de la misma manera serían derribadas por el municipio.

Ante ello, los comerciantes se quejaron de que la autoridad municipal quiera aplicar la ley de manera selectiva y los afecten en sus ventas hasta en un 50 por ciento, pues si bien aceptan tener las estructuras afuera de sus negocios, sostuvieron que es solo para protección de la mercancía que venden, aparte de que se preguntaron por qué no iniciar a regular a los vendedores ambulantes los cuales en pleno Centro Histórico tienen anclajes como en la calle de Ana María Gallaga donde también hay estructuras sobre la vía pública pero a ellos, pareciera que no se les quiere aplicar la norma.

La Directora de Inspección y Vigilancia, María de Jesús Velázquez Arenas, explicó que en esa zona de El Realito realizaron 8 infracciones a comercios y se entregaron 54 avisos para que se retiren anclajes y mercancías pues el ayuntamiento busca ordenar a todos los comerciantes establecidos o informales y aclaró, que si iniciaron con los negocios establecidos de la Avenida Acueducto o los de El Realito y no con los ambulantes, «es por la instrucción que ha dado el Secretario del Ayuntamiento Humberto Arróniz Reyes pero que de la misma manera estarían visitando a los vendedores informales que no estén acatando el reglamento», algo que ya se había dicho en varias ocasiones, pero que hasta el momento, no se ha hecho.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: