DestacadasEditorialesPolítica

AMLO es la ley (Por: Jorge Santa Cruz)

La intromisión del presidente en las elecciones de Nuevo León confirma, por otro lado, que la FGR es independiente solo en el papel, y que está al servicio de los intereses particulares de López Obrador

Ciudad de México, 12 de mayo de 2021.- El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, asume que él es la ley; como Luis XIV decía que él era el Estado francés.

AMLO determina a quiénes se persigue y a quiénes no. Lo hace a partir de sus ambiciones políticas desmedidas, nada más.

El jefe del Ejecutivo federal confesó que pidió a la Fiscalía General de la República (FGR) investigar a dos de los candidatos a la gubernatura de Nuevo León —Adrián de la Garza, del PRI y PRD, y Samuel García, de Movimiento Ciudadano— por posibles delitos electorales.

En su conferencia matutina, López Obrador advirtió, además, que seguirá interviniendo en el proceso electoral porque —según él— no puede ser cómplice del fraude.

En particular, el presidente acusa a De la Garza de comprar y coaccionar el voto con la entrega de una tarjeta rosa mediante la cual las mujeres de Nuevo León recibirían un apoyo de mil 500 pesos cada dos meses en caso de que el candidato de la alianza del PRI y PRD gane las elecciones del 6 de junio.

De la Garza dice que López Obrador quiere imponer a Samuel García como gobernador de Nuevo León y que la denuncia de la FGR es una simulación, a pesar de que este habría lavado “miles de millones de pesos”.

Los significados

Las leyes en México se han manipulado conforme a los caprichos de los presidentes en turno y de los grupos de poder a los que protegen; lo cierto es que en la historia reciente del país no se había llegado a este nivel de autoritarismo.

Lo expuesto aquí no significa una defensa para Adrián de la Garza; resulta paradójico, sin embargo, que la FGR se vaya contra él mientras que a Félix Salgado Macedonio, sobre quien pesan señalamientos de abuso sexual, se le permita imponer a su hija Evelyn como candidata al gobierno de Guerrero.

La intromisión del presidente en las elecciones de Nuevo León confirma, por otro lado, que la Fiscalía General de la República es independiente solo en el papel, y que está al servicio de los intereses particulares de López Obrador.

En cambio, el presidente protege al secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard; a la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, y a la directora general del Sistema de Transporte Colectivo, Florencia Serranía, a pesar del accidente en la Línea 12 del Metro que ha dejado 26 personas muertas y alrededor de 70 lesionadas. La razón: pertenecen a su camarilla.

Por lo demás, ¿no es López Obrador el maestro del chantaje político? ¿No es él quien reprocha a las multitudes que les da dinero a través de sus programas sociales cuando se atreven a abuchearlo?

A lo anterior debemos agregar la ampliación de mandato del ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea como presidente del Poder Judicial de la Federación —por medio de un artículo transitorio que viola la Constitución y que abre la posibilidad de que AMLO alargue artificialmente su mandato, so pretexto de que la transformación del país no ha concluido— y la sentencia a muerte que dictó contra el Instituto Nacional Electoral (INE), pues quiere que la Secretaría de Gobernación controle los procesos electorales.

El significado final

El presidente de la República se vale de la corrupción anterior del sistema (del que fue parte) para llevar esa corrupción al paroxismo con el fin de destruir los pocos contrapesos políticos y legales que sobrevivieron a la docena trágica de Echeverría y López Portilllo, y a la dictadura neoliberal instaurada por De la Madrid y concluida con Peña Nieto. ¿Para qué? Para imponer la dictadura total.

(CON INFORMACIÓN DE: SIN COMPROMISOS).

Las pandemias, eficaces armas de la Revolución Mundial (Por: Jorge Santa Cruz)

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: