DestacadasEditoriales

AMLO le reclama a EE.UU. cuando fue Eisenhower el que entregó Cuba a Fidel

Fidel Castro se hizo con el poder en Cuba e impuso la dictadura comunista en la isla porque contó con el apoyo del gobierno de los Estados Unidos y de poderosos medios de comunicación norteamericanos

Ciudad de México, 21 de septiembre de 2021.- El tema no es nuevo; pero sí poco conocido: Fidel Castro se hizo con el poder en Cuba e impuso la dictadura comunista en la isla porque contó con el apoyo del gobierno de los Estados Unidos y de poderosos medios de comunicación norteamericanos como The New York Times.

Más de uno se preguntará cómo fue que ocurrió. La respuesta es sencilla: porque Estados Unidos tenía como presidente al general Dwight David Eisenhower, el mismo que —como comandante supremo de las fuerzas aliadas en Europa— le entregó la mitad de Alemania y diez países europeos al comunismo soviético después de la derrota de Hitler.

El documento probatorio más confiable de la traición a los cubanos y a los estadounidenses lo constituye el libro El cuarto piso, escrito por Earl T. Smith, a la sazón embajador de Washington en La Habana, y quien por órdenes del Departamento de Estado de los Estados Unidos —y concretamente de los funcionarios instalados en el cuarto piso de dicha dependencia—  negó el apoyo al presidente Fulgencio Batista para que Castro asumiera el control del país.

El libro en cuestión fue publicado por primera vez en los Estados Unidos en 1962, bajo el sello de Random House; un año después, apareció en México, editado por Diana.

Jorge Santa Cruz
El autor, Jorge Santa Cruz, es periodista; académico en la Universidad Anáhuac y director de Sin Compromisos, la otra Historia

La noche del 17 de diciembre de 1958, Smith llegó a la residencia de Batista para comunicarle que debía entregar el poder. Así lo testimonió en su libro:

El Presidente [Fulgencio Batista] me preguntó si los Estados Unidos estarían dispuestos a poner fin a la lucha. Cuando repliqué que el gobierno norteamericano no podía interceder o mediar, me dijo que en ese momento yo estaba mediando a favor de los Castro.

Para ser un hombre que agonizaba políticamente, Batista parecía apacible por fuera, aunque no pude dejar de advertir el ruido de su respiración. Respiraba como un hombre herido, y tanto él como yo sabíamos que lo estaba. Batista afirmó que en el futuro sería muy peligroso que nos reuniéramos, ya que lo que habláramos sólo podría ser benéfico para los hermanos Castro y le ataba las manos. Una indiscreción sería fatal para su gobierno. Nadie debía saberlo, ni siquiera el presidente electo. Designó al Ministro de Estado Güell para que fuera nuestro enlace confidencial. El Presidente aceptó mis comentarios en el mismo espíritu en que se los di, aunque le había dado un golpe mortal. Dijo, en resumen: «Usted ha intervenido a favor de los Castro, pero sé que no es cosa suya y que no hace más que obedecer sus instrucciones».1

Herbert L. Matthews, enviado del diario The New York Times a la Sierra Maestra, publicó una entrevista exclusiva con Fidel Castro el 24 de febrero de 1957, en la cual lo presentó como «el líder rebelde de la juventud cubana».2

Contenidos como este engañaron a la opinión pública norteamericana y facilitaron el accionar del Departamento de Estado a favor de los Castro y sus milicianos comunistas.

Ciro Bianchi, columnista del periódico cubano Juventud Rebelde, declaró a la agencia rusa Sputnik el 1 de enero de 2019 —60 años después de la entrada triunfal de Castro a La Habana— que el embajador Smith dijo a Batista que abandonara Cuba, «que se fuera a otro país».3 

¿Por qué el gobierno de Eisenhower entregó Cuba a los Castro? No sabemos qué pasó por su mente. Lo que sí sabemos es que Eisenhower entregó media Europa a la Unión Soviética cuando terminó la segunda guerra mundial. ¿Es válido buscar una relación lógica entre la traición a Cuba y la traición a media Europa? 

O más aún: 

¿Sería pertinente que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, le reclamara a Estados Unidos por haber impuesto la dictadura comunista en Cuba en lugar de defender al sucesor de los Castro, Miguel Díaz-Canel?

Hasta la próxima.

Materiales consultados

  1. 1. Earl T. Smith. Cómo Eisenhower entregó Cuba a Castro Ruz. (Título original: El cuarto piso). (Maracaibo: Edición Bolívar Siete, 2002), pp.175.176.
  2. 2. Herbert L. Matthwes. “Cuban rebel es visited in Hideout”. The New York Times. (Fecha de publicación: 24 de febrero de 1957. [Fecha de consulta: 20 de septiembre de 2021]). Consultado en https://www.nytimes.com/packages/html/books/matthews/matthews022457.pdf
  3. 3. Sputnik Mundo. “La fortuna escondida en las maletas de Batista cuando huyó de Cuba”. (Fecha de publicación: 1 de enero de 2019. [Fecha de consulta: 20 de septiembre de 2021]). Consultado en https://mundo.sputniknews.com/20190101/batista-fuga-huida-cuba-revolucion-1959-1084469263.html

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: