DestacadasEditorialesSucesos

Carta de aliento y oración por los Estados Unidos

“Los hijos de las Tinieblas han tratado de subvertir el resultado de las elecciones presidenciales, mediante el engaño y el fraude, los cuales sugieren un ataque real a las bases mismas de la convivencia social humana”, advierte Monseñor Carlo Maria Viganò

Morelia, Michoacán, 17 de noviembre de 2020.- Monseñor Carlo Maria Viganò ha enviado una carta de aliento a los ciudadanos de los EEUU, junto con una oración escrita por él, para este momento de la Historia.

Con mucho gusto hemos hecho la traducción al Español y se las compartimos:

_______

CARTA DE ALIENTO

Queridas hermanos y hermanas en Cristo:

Estoy con ustedes en este momento histórico para el futuro de los Estados Unidos de América y del mundo entero. Las fuerzas del Mal se han reunido en coalición contra Dios, contra nuestra Civilización Cristiana, contra nuestro amado País, contra la familia, contra el orden y la ley, y contra los valores por los que nuestros antepasados ​​lucharon y dieron la vida. Están en contra de toda la humanidad, para someterla a su infernal tiranía.

Como cristianos, somos ciudadanos de la Jerusalén celestial. Como estadounidenses, ustedes son ciudadanos  -bajo [la Voluntad] Dios- de esta gran nación. Siéntanse orgullosos de defender valientemente y como verdaderos patriotas, los valores que han hecho grande a los Estados Unidos, y que conforman la base de la libertad, la paz, la armonía y la prosperidad de su país.

Los hijos de las Tinieblas han tratado de subvertir el resultado de las elecciones presidenciales, mediante el engaño y el fraude, los cuales sugieren un ataque real a las bases mismas de la convivencia social humana. Mientras abogados y magistrados investigan los abusos y crímenes cometidos, acudamos al Señor, el Juez Supremo, por intercesión de María Santísima, nuestra poderosa Abogada. Esta es la «Corte Suprema» a la que podemos y debemos apelar, para que la Voluntad de Dios se cumpla y la Verdad triunfe sobre la falsedad.

+ Carlo Maria Viganò.   Arzobispo.

ORACIÓN

Virgen Inmaculada, Reina y Patrona de los Estados Unidos de América, llenos de esperanza nos volvemos  hacia Ti, invocando Tu poderosa intercesión en esta hora de gran desasosiego [ disturbio, conmoción], cuando la oscuridad parece extenderse sobre nuestra amada Nación.  Ante el Trono de la Divina Majestad, acudimos confiadamente a Ti, para implorar de Tu Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, gracias y bendiciones sobre nuestra Patria, sobre nuestro Presidente, sobre nuestras familias y sobre todos nosotros.

María bendita, «acies ordinata» [1] , terrible como estandartes y tropas desplegadas , haz retroceder hacia el Infierno al Enemigo de la humanidad, que por el eterno decreto de la Providencia es aplastado por Tu pie. Haz vanos los asaltos de quienes cegados por el vicio y el odio a Tu Hijo Nuestro Señor, desean someter a nuestra Nación y al mundo entero bajo la tiranía del pecado y de la rebelión contra la Ley de Dios. Oh Virgen poderosa, infunde valor a los que están llamados a dirigir el destino de los Estados Unidos de América, y a los que sirven a su país con fidelidad y honor.

Bendice a nuestro Presidente, Donald J. Trump, a nuestros funcionarios públicos y a nuestros Pastores.  Que quienes ejercen el poder que les ha sido encomendado desde arriba, obtengan las gracias necesarias, para desempeñar sus deberes con integridad y justicia.

Oh Virgen María, que muchas veces has manifestado Tu presencia al lado de los ejércitos Cristianos, sitúate a la cabeza del ejército de los hijos de la Luz, que están armados con Tu Santo Rosario. Permite que la oración que Te dirigimos, se eleve como incienso, y como nuestra Mediadora, [te pedimos que] lo presentes ante la Santísima Trinidad, para que resueltos a cumplir los Mandamientos y a arrepentirnos de nuestros pecados, alcancemos la paz y la armonía que solamente Tú, Reina de la Paz, puedes obtener para nosotros, del Dios Altísimo.

Y así como en tiempos de mayor Fe, no has dudado en manifestar Tu maravillosa intervención, hoy escucha también la oración de Tus muchos hijos y manifiesta el poder de la diestra de Dios, para que Él disipe el orgullo de los soberbios, en la vanagloria de sus corazones [2].  Amén

Dios bendiga y proteja a los Estados Unidos de América.

Dios bendiga a nuestro Presidente.

+ Carlo Maria Viganò.   Arzobispo.

_____

Notas:

[1] » Quæ est ista, quae progreditur quasi aurora consurgens, pulchra ut luna, electa ut sol, terribilis ut castrorum acies ordinata? «.

Cantar de los cantares 6 -10.

Sugiero revisar este enlace:

http://www.clerus.org/bibliaclerusonline/es/e2o.htm

[2] San Lucas 1:51

_____

Traducción:

Beatriz Eugenia Andrade Iturribarría

14 de noviembre del 2020.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: