CCEEM respalda regreso de nómina educativa a la Federación

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
El documento plantea cuatro puntos específicos

El documento plantea cuatro puntos específicos

Los integrantes del Consejo Coordinador Empresarial del Estado de Michoacán publicaron un desplegado, respaldando al Gobierno de Michoacán en su decisión de defender la soberanía estatal y devolver los servicios educativos el gobierno federal

Morelia, Michoacán, 05 de diciembre de 2018.- Las y los integrantes del Consejo Coordinador Empresarial del Estado de Michoacán (CCEEM) publicaron un desplegado, respaldando al Gobierno de Michoacán en su decisión de defender la soberanía estatal y devolver los servicios educativos a la Federación.

Señalan, entre otras cosas que:

“El anuncio del Gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, de devolver a la Federación aquellos servicios que rebasan sus capacidades financieras (…) es una decisión responsable, de gran compromiso con el pueblo de Michoacán, que merece ser acompañada con seriedad y valor”.

  • El documento plantea cuatro puntos específicos:
  1. Se replantee el Pacto Federal sobre una real y efectiva construcción de acuerdos, donde se respete la soberanía, las esferas de competencia de cada orden de gobierno y se consideren las visiones de todos los actores sociales y políticos.
  2. Dar trámite a la devolución de los servicios educativos, en tanto se traza una ruta para la construcción de un nuevo acuerdo educativo, fincado en las capacidades reales financieras del Gobierno de Michoacán y en el bienestar laboral de las y los trabajadores de la educación.
  3. Designar a los representantes de las Secretarías de Hacienda y Crédito Público, y de Educación Pública en la entidad, para atender el tema educativo y concluir con los referidos convenios en un plazo de 30 días, dando paso a la creación del nuevo acuerdo en la materia, y;

d. Garantizar el respeto a la soberanía y autonomía del Estado de Michoacán, así como de sus autoridades legal y democráticamente establecidas, como un principio inherente de nuestra República federada, y en ese sentido establecer una relación institucional y de plena coordinación, reconociendo las competencias y atribuciones constitucionales de cada orden de gobierno.