¡Cuidado!; se elevan tasas de interés durante El Buen Fin

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Para sustentar su decisión, el banco central afirmó que “el balance de riesgos respecto a la trayectoria esperada para la inflación se ha deteriorado y muestra un importante sesgo al alza, en un entorno de marcada incertidumbre”

Para sustentar su decisión, el banco central afirmó que “el balance de riesgos respecto a la trayectoria esperada para la inflación se ha deteriorado y muestra un importante sesgo al alza, en un entorno de marcada incertidumbre”

El consumidor que decida endeudarse del Buen Fin en adelante tendrá que reforzar su planeación financiera, debido a que, si no es “totalero” para el caso de las tarjetas de crédito, o usa otros tipos de préstamos al consumo como los de nómina o personales, tendrá que pagar un mayor costo financiero por ellos.

Ciudad de México, 16 de noviembre de 2018.- La Junta de Gobierno del Banco de México informó que decidió incrementar en un cuarto de punto su tasa de interés de referencia a un nivel de 8%, su mayor nivel en más de una década, razón por la cual los consumidores que decidan adquirir bienes y servicios con créditos a partir del Buen Fin tendrán que pagar tasas de interés más elevadas.

Para sustentar su decisión, el banco central afirmó que “el balance de riesgos respecto a la trayectoria esperada para la inflación se ha deteriorado y muestra un importante sesgo al alza, en un entorno de marcada incertidumbre”.

La subida de tasas significa que el consumidor que decida endeudarse del Buen Fin en adelante tendrá que reforzar su planeación financiera, debido a que, si no es “totalero” para el caso de las tarjetas de crédito, o usa otros tipos de préstamos al consumo como los de nómina o personales, tendrá que pagar un mayor costo financiero por ellos.

RAZONES

El comunicado del Banco de México mostró un tono restrictivo, a decir de los analistas, ya que reconoció que un miembro de la Junta votó porque el aumento fuera de 50 puntos base, lo que hubiera colocado la tasa en 8.25%, nivel máximo histórico de la tasa de referencia desde que se adoptó como objetivo operacional en enero de 2008.

Pero el banco emisor dejó abierta la posibilidad de aumentos adicionales si no ceden los riesgos que se han agudizado recientemente.

Destacó que la inflación no subyacente se ha mantenido en niveles elevados, afectada por el precio internacional de la gasolina y la disminución de los estímulos fiscales a ésta.

Esto ha afectado a la inflación subyacente por los efectos que han tenido en los costos de producción, lo que ha provocado que ésta se haya incrementado de 3.67 a 3.73%. Enfatizó que la inflación subyacente ha mostrado “un elevado grado de resistencia a disminuir”.

También alertó que la inflación enfrenta riesgos importantes relacionados con la posible adopción de políticas que afecten estructuralmente el proceso de formación de precios en la economía. Destacó que la cotización del peso continúa viéndose presionada tanto por mayores tasas de interés externas, como por otros factores externos e internos.

ALERTA

Si la economía requiere un ajuste del tipo de cambio real, así como tasas de interés de mediano y largos plazos más elevadas, el Banco de México contribuirá a que los ajustes necesarios de la economía ocurran de manera ordenada, buscando evitar efectos de segundo orden sobre la formación de precios”, advirtió.

Refiere que el balance de riesgos para el crecimiento no sólo sigue sesgado a la baja, sino que se ha deteriorado debido al complejo entorno externo y a la incertidumbre que generan las políticas de la nueva administración.

“Es relevante que se impulse la adopción de medidas que propicien una mayor productividad, un ambiente de confianza y certidumbre para la inversión y que se consoliden sosteniblemente las finanzas públicas, reforzando la transparencia y la rendición de cuentas de las políticas públicas”.