De Primera Mano… ¿Cheque en blanco a la UMSNH?

Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
Para este jueves se espera que la SHCP dé una respuesta sobre posibles recursos adicionales a la institución y a otras con similar problemática, ¿pero será que les dan el cheque en blanco que están buscando?

Para este jueves se espera que la SHCP dé una respuesta sobre posibles recursos adicionales a la institución y a otras con similar problemática, ¿pero será que les dan el cheque en blanco que están buscando?

Lamentablemente, tanto las autoridades universitarias como los líderes sindicales han carecido de voluntad y de imaginación para resolver el problema; para ellos, la solución pasa por el camino “fácil”, que es simplemente dejar las cosas como están y exigir que papá gobierno les dé más recursos para echarlos a un barril sin fondo

Morelia, Michoacán, 08 de noviembre de 2018.- Un tema que no ha dejado de estar en la agenda desde el año pasado es la crisis financiera que enfrenta la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH).

Para este jueves se espera que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) dé una respuesta sobre posibles recursos adicionales a la institución y a otras con similar problemática, ¿pero será que les dan el cheque en blanco que están buscando?

Lamentablemente, tanto las autoridades universitarias encabezadas por el rector Medardo Serna González, así como los líderes sindicales, Gaudencio Anaya Sánchez, del Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana (SPUM), y Eduardo Tena Flores, del Sindicato Único de Empleados de la Universidad Michoacana (SUEUM), han carecido de voluntad y de imaginación para resolver el problema.

Para ellos, la solución pasa por el camino “fácil”, que es simplemente dejar las cosas como están y exigir que papá gobierno les dé más recursos, no importa de dónde vengan, ya sea del estado o la Federación, pero demandan recursos extraordinarios y mayores presupuestos para echarlos al barril sin fondo en que por décadas han convertido a la máxima casa de estudios de los michoacanos.

Es verdad que la UMSNH enfrenta problemas que no debería, pues recibe y educa hasta donde es posible a estudiantes de casi todo el país, recibe menos recursos por alumno que otras instituciones públicas de educación superior y enfrenta presupuestos deficitarios como los que por dos años consecutivos les ha autorizado el Congreso del Estado a propuesta del Gobierno de Michoacán.

Sin embargo, también es cierto que la institución se ha manejado con total opacidad por parte de autoridades universitarias y sindicatos desde hace varias décadas; que hace gastos excesivos en lujos y privilegios para sus miembros, pero sobre todo para las autoridades y los líderes sindicales; que los directivos tienen altos sueldos; que el régimen de jubilaciones y pensiones es absurdo, pero además inviable; y, que desde hace dos años el rector Medardo Serna se dejó cooptar por Gaudencio Anaya y Eduardo Tena para incumplir su palabra empeñada ante el Poder Legislativo local en el sentido de que serían los propios universitarios quienes presentarían una propuesta de reforma a la Ley Orgánica y de Procedimientos del Congreso del Estado.

Sumado a lo anterior, la UMSNH es tal vez la única institución educativa del país que cuenta con mucho más personal administrativo que académico y enfrenta desde hace años el problema que le generó la “gratuidad de la media superior y superior que se aprobó a propuesta del entonces gobernador de Michoacán, Leonel Godoy, pese a que reiteradamente se le advirtió que no había viabilidad financiera para ello. Esa simple medida le implica a la institución el dejar de percibir algo así como 200 millones de pesos anuales por concepto de inscripciones y otros trámites.

Además, durante los dos últimos años el gobierno de Silvano Aureoles ha planteado para la Universidad Michoacana los ya citados presupuestos deficitarios, por unos 900 millones de pesos menos en relación a los que cada año ha venido pidiendo el rector Medardo Serna, cifra que prácticamente coincide con los 920 millones de pesos que tienen los maestros y empleados sindicalizados en prestaciones que no están reconocidas por la Federación. Tal vez con la intención de que sea el gobierno federal quien finalmente asuma ese gasto.

Por si todo lo anterior fuera poco, la UMSNH se ha negado reiteradamente a apretarse el cinturón: Siguen los altos sueldos de directivos, las altas prestaciones, el mismo anacrónico régimen de jubilaciones y pensiones, pero además, el gasto sigue creciendo, pues cada vez se inauguran más nuevas instalaciones y carreras, se amplía cada vez el número de alumnos y, por ende, continúa la contratación de maestros y personal.

Por eso ahora que el coordinador de grupo parlamentario del Morena en el Congreso del Estado, Alfredo Ramírez Bedolla, impulsa una iniciativa de reforma constitucional para hacer obligatorio para el estado dotar de recursos plenos a la Universidad Michoacana y reivindicar su autonomía, lo primero que pienso es que la propuesta está incompleta, porque prácticamente implica dotar del ya citado “cheque en blanco” a la Universidad, que sin comprometerse a nada estaría recibiendo los recursos que demanda y además obtendría cada año un 6% más, algo que está por encima del 2 ó 3% de crecimiento anual que tiene la economía nacional.

Es verdad que la propuesta del diputado plantea en los artículos transitorios que la máxima casa de estudios de los michoacanos “deberá establecer y armonizar los instrumentos necesarios para el cumplimiento y observancia de las normas en materia de transparencia, acceso a la información y rendición de cuentas”.

Lo anterior es como un llamado a misa, pues pierde fuerza al no ser parte del articulado que se plantea para la Constitución Política de Michoacán, pero además, no establece tiempos, plazos, periodos, parámetros ni reglas para que esto último se cumpla. Es muy vago y por lo tanto, fácilmente eludible para autoridades universitarias y líderes sindicales.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx /atiempomx@gmail.com