DestacadasEditoriales

De Primera Mano… La nómina magisterial como instrumento político

A través de las redes sociales la CNTE celebra que ha comenzado a recibir sus pagos oportunos; los cabecillas le agradecen a AMLO, aunque el gestor de esto fue Silvano Aureoles y el gobierno federal lleva más de un año administrando políticamente el tema

Morelia, Michoacán, 04 de diciembre de 2020.- Hace un año y dos meses advertí que la nómina magisterial de Michoacán estaba en riesgo de ser utilizada como instrumento político.

Y así ha venido ocurriendo.

A través de las redes sociales la Sección XVIII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), encabezada por Víctor Manuel Zavala Hurtado, ha emprendido una campaña para celebrar que los maestros michoacanos han comenzado a recibir sus pagos de forma oportuna.

Los cabecillas han hecho correr mensajes con el agradecimiento del ala radical del magisterio michoacano hacia el presidente Andrés Manuel López Obrador, así como a los titulares de la SEP, Esteban Moctezuma Barragán, y de la SHCP, Arturo Herrera Gutiérrez.

Cualquiera medianamente enterado sabe que la CNTE es uno de los brazos golpeadores al servicio de López Obrador, del Morena y de la Cuarta Transformación desde hace mucho tiempo.

Por eso no extraña que deliberadamente “olviden” al gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, ahora que están avanzando las gestiones iniciadas desde el 26 de noviembre de 2018 para volver a federalizar la nómina educativa del estado.

Otros datos que seguramente muchos pretenderán olvidar es que el pago de la nómina magisterial venía generando boquetes financieros de 5 mil millones de pesos anuales en el presupuesto estatal.

Tampoco querrán reconocer que desde 1992, cuando se firmó el Acuerdo para la Modernización de la Educación Básica, hasta 2018, la nómina magisterial estatal se incrementó de poco más de mil a 30 mil maestros.

Y hay que recordar que en ese periodo de 26 años hubo un lapso de 10 años, gobernados por Lázaro Cárdenas Batel y Leonel Godoy Rangel, donde se contrataron indebidamente y sin presupuesto suficiente 19 mil de los 30 mil que hoy cobran como profesores en Michoacán.

Con esos argumentos -aunados a la complicada situación financiera que esos mismos gobernadores dejaron y que todos los michoacanos seguimos padeciendo-, resulta más bien reprochable que desde el 26 de noviembre de 2018 hasta la fecha el gobierno federal de López Obrador sólo haya venido administrando políticamente el conflicto.

En cuanto a los líderes de la CNTE, no me extraña en nada que pretendan seguir dándole su sesgo a la información para mantener controladas a sus huestes.

Sin embargo, la federalización de la nómina educativa no se ha concretado aún y se prevé que podría prolongarse hasta mediados de este año, tal vez hasta más, para seguir golpeteando al gobierno estatal y sacando raja política rumbo al 2021, así se lleven a los michoacanos entre las patas.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com

De Primera Mano… Senadores de corta memoria

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: