De Primera Mano… Otra vez don Balta y compañía

¡Ah!, pero con esa clase de personajes se nos ha dicho que se va a acabar la corrupción en el país. Como reza el refrán: “La Iglesia en manos de Lutero”

¡Ah!, pero con esa clase de personajes se nos ha dicho que se va a acabar la corrupción en el país. Como reza el refrán: “La Iglesia en manos de Lutero”

Baltazar Gaona suele estar metido en líos de todo tipo, incluyendo algunos con la ASM, que tiene años amagándolo con inhabilitarlo por una serie de millonarias irregularidades en sus múltiples administraciones municipales; sin embargo, su hijo diputado es integrante de la Comisión Inspectora y…

Morelia, Michoacán, 30 de noviembre de 2018.- Si algo va a impedir que Andrés Manuel López Obrador acabe con la corrupción como tantas veces ha pregonado, es la clase de personajes con los que se ha rodeado y se involucraron en su proyecto político.

Uno de ellos, en el caso de Michoacán, es el controvertido y por quinta vez presidente municipal de Tarímbaro, Baltazar Gaona Sánchez, ahora uno de los principales capitales políticos con los que cuenta el PT en la entidad.

Protagonista de varias grotescas anécdotas, como el quedarse dormido varias veces en el Salón de Plenos del Congreso del Estado cuando en alguna ocasión fue diputado local por el PRD, y como el nunca haber entregado en ese mismo tiempo una sola glosa de los informes de gobierno de Lázaro Cárdenas Batel, siendo él presidente de la Comisión de Transporte.

Don Balta”, como le llaman sus cercanos y seguidores, también es recordado por decir en el pleno “todos somos corruptos” y como presidente municipal se le recuerda por haber comprado una ostentosa camioneta con recursos públicos para su uso personal; por permitir y cobrar el comercio informal al pie de carretera en Tarímbaro y Álvaro Obregón, pero también por otorgar concesiones “patito” para el transporte público  de pasajeros (siendo esta una atribución estatal) y para el servicio de recolección de basura, pero no sólo en su municipio, sino también en Morelia.

Más allá de que ha logrado contar con el cariño y apoyo de un grupo numeroso de incondicionales en Tarímbaro, Baltazar Gaona suele estar metido en líos de todo tipo, incluyendo algunos con la Auditoría Superior de Michoacán (ASM), que tiene años amagándolo con inhabilitarlo por una serie de millonarias irregularidades en sus múltiples administraciones municipales.

Sin embargo, después de hacer diputado local a su hijo, Baltazar Gaona García (también por el PT), ahora “Don Balta” y su vástago han actuado de forma inmoral al colocar al legislador como integrante de la Comisión Inspectora de la ASM, cuando es evidente que hay un conflicto de intereses y donde todo indica que ya han influido para retirar una inhabilitación en ciernes y reducir considerablemente una serie de sanciones económicas que estaban por salir en contra del presidente municipal.

No conformes con ello, tras ser ventaneados en algunos medios de comunicación -lo que tampoco debió haber pasado – fueron con un grupo de simpatizantes a manifestarse durante una sesión de pleno del Congreso del Estado, para criticar el proceder del órgano técnico fiscalizador y gritar una serie de sandeces a los otros diputados.

Es cuando menos la segunda ocasión en la que el legislador petista Gaona García incurre en desfiguros en esta Legislatura, ante la pasividad o complacencia de su coordinadora parlamentaria, Brenda Fraga Gutiérrez, que por complicidad  o tal vez por falta de talla política, sólo atina a justificar o sonreír ante las actitudes de su compañero de bancada.

¡Ah!, pero con esa clase de personajes se nos ha dicho que se va a acabar la corrupción en el país. Como reza el refrán: “La Iglesia en manos de Lutero”.

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS: www.atiempo.mx / atiempomx@gmail.com