DenunciasDestacadasPolítica

Destapa ASF la estafa del “desabasto” de combustibles y la compra de pipas

En los resultados de la revisión de la Cuenta Pública 2019 se asienta que en los registros de Pemex de aquel año la adquisición de las 612 pipas no se vio reflejada en un aumento de los traslados terrestres de combustibles

Ciudad de México, 27 de febrero de 2021.- La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó varias irregularidades en el proceso de compra de pipas que el gobierno federal realizó en 2019, con carácter urgente, para enfrentar el desabasto de combustibles que se originó a consecuencia del cierre de ductos.

En los resultados de la revisión de la Cuenta Pública 2019, entregados a la Cámara de Diputados, se asienta que en los registros de Pemex de aquel año la adquisición de las 612 pipas no se vio reflejada en un aumento de los traslados terrestres de combustibles. De igual manera, la empresa negó en sus informes que estas unidades se hubiesen empleado para enfrentar un escenario de desabasto, sino una “problemática de distribución” de las costas al centro del país.

En el informe, consultado por Proceso, la ASF añadió que la gestión administrativa de la compra de pipas, efectuada a través de Pemex Corporativo (PCORP) y Pemex Logística (PLOG), toda vez que no garantizó las mejores condiciones disponibles en cuanto a precio, calidad y financiamiento.

Entre otras anomalías, se encontró que las pipas adquiridas no fueron entregadas en el plazo previsto, no reunieron las especificaciones técnicas establecidas en las Normas Oficiales Mexicanas (NOM) y no se efectuó una inspección de unidades.

El costo de las pipas fue superior a los 94 millones de dólares y adquirieron por medio de la empresa  I.I.I. Servicios, S.A. de C.V., una filial no paraestatal de Pemex, mediante un préstamo de PMI Norteamérica, filial también de Pemex, bajo un esquema que no estuvo sustentado en ningún contrato o acto jurídico o administrativo.

Cabe recordar que a principios de 2019, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador anunció una estrategia contra el robo de combustibles conocido como huachicoleo, por lo que determinó el cierre programado de los ductos; lo cual ocasionó un desabasto de energéticos en todo el país, el cual el gobierno buscó resolver temporalmente mediante el transporte terrestre de las gasolinas.

Sin embargo, la ASF indicó que en esta emergencia únicamente 29 de las 612 pipas adquiridas, realizaron 44 recorridos, con los cuales suministraron apenas un millón 811 mil litros de gasolina a 32 gasolineras. Pemex no dio ningún argumento para explicar por qué las 583 pipas restantes no se utilizaron para el mismo objetivo. (CON INFORMACIÓN DE. ETCÉTERA).

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: