DestacadasEditoriales

El año de la gran caída (Por: Rubén Alcántar)

Urge inmediatamente se tomen medidas, se pongan manos a la obra y se rescate la economía, porque si bien lo peor ya pasó, no quiere decir que todo vaya a solucionarse por arte de magia

Morelia, Michoacán, 07 de agosto de 2020.- El pasado jueves 30 de julio, el INEGI reportó lo que fueron sus cifras oportunas o preliminares del PIB correspondiente al segundo trimestre de este atípico año, los resultados fueron más que claros para cualquiera, nuestro país está atravesando lo que ahora podemos afirmar está siendo la peor crisis económica de la historia.

Las cifras fueron bastante lamentables, es decir, la contracción del Producto Interno Bruto (PIB) en dicho trimestre alcanzó el (-) 18.9% en comparación con el mismo trimestre en 2019, esto aún a ajustarse dado que, resta conocer los resultados del Índice Global de la Actividad Económica (IGAE) correspondiente al mes de Junio, con lo que la caída pudiese ser aún más profunda (como si no lo fuera ya).

Con estos resultados podemos afirmar dos cosas; la primera es la que como anteriormente ya mencioné, atravesamos la que representa la mayor caída económica en nuestra historia, quizá sólo comparable con 1932 aunque eso nadie lo puede afirmar por la falta de cifras en aquellas épocas.

Por otra parte, la segunda cosa que podemos afirmar es que afortunadamente lo peor ya ocurrió, muy difícilmente volveremos a tener una contracción de tal tamaño, aunque ello no precisamente implique grandes avances, dado que, pese al hecho de que en junio comenzó una recuperación económica, esta resultó lenta.

Es decir, con la publicación oportuna del PIB implícitamente se puede suponer que, el IGAE del mes de Junio pudiera haber tenido una caída de (-) 15.8% en comparación anual, afortunadamente menos crítico que el (-) 21.65% y el (-) 19.62% de mayo y abril respectivamente, con lo que es probable que en términos mensuales en junio la cifra puede rondar un 6% positivo.

Claro, todo esto pudieran parecer solo cifras sin sentido para algunos, sin embargo el decir que nuestra economía se contrajo (-) 18.9% en su segundo trimestre y (-) 10.5% en lo que va del primer semestre es demasiado grave, por ejemplo, de acuerdo a cifras estimadas por la ONU, se pronostica que la pobreza en nuestro país crezca de 41.5% a 50.3% de la población, y que la pobreza extrema avance de 10.6% a 18.2%, es decir, habrá aproximadamente 63 millones de mexicanos en pobreza y 24 millones en condiciones de pobreza extrema, bastante preocupante.

Y este no es el único signo preocupante, de acuerdo a los resultados de la Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo (ETOE), entre abril y mayo 20.1 millones de personas perdieron su empleo, de las cuales 12.2 lo perdieron y 7.9 trabajaron menos horas, lo que se conoce como subempleo; en Junio 8.1 millones regresaron a trabajar de tiempo completo, de los cuales 3.4 estaban en subempleo y solo 4.7 millones no tenían ocupación alguna; quizá el número no pareciera tan crítico, sin embargo la cantidad de personas que aun necesitan empleo alcanza los 25.7 millones, y de los 10.4 millones de ocupaciones informales pérdidas para abril, 4.6 ya lograron emplearse, con lo que la tasa de informalidad ha ascendido de 47.7% en abril a 53% en Junio.

La situación y el año que afrontamos ha sido atípico en todos los sentidos, ha sido un año de grandes retos, retos que desafortunadamente nuestro país no ha sabido afrontar, en la salud esto nos ha costado vidas, y no una ni dos, se cuentan por miles, en lo económico muchísimas personas han perdido su empleo, otras su calidad de vida, muchos otros un negocio que les costó construir toda una vida y la intervención por parte del gobierno ha brillado por su ausencia.

Urge inmediatamente se tomen medidas, se pongan manos a la obra y se rescate la economía, porque si bien ya mencioné, lo peor ya pasó, no quiere decir que todo vaya a solucionarse por arte de magia, por el contrario va a costar bastante trabajo y bastante tiempo recuperar los niveles en los que nuestro país se encontraba el año anterior, con lo que puedo afirmar, este año ha sido el nuevo año de la ruptura, de la ruptura en salud, de la ruptura social, de la ruptura económica, nuestro México como lo conocíamos ha cambiado y ha caído, está en manos de nosotros, los mexicanos, levantarlo y volver a construir a nuestro país, porque el gobierno que tenemos ya demostró no saber hacerlo. 

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: