DestacadasEditoriales

El Evangelio Hoy: Cristo calma la tormenta

Todas las tormentas se desatan y amenazan con hundirnos, hacemos presente a Cristo y nos salva, da órdenes a la tormenta.

Morelia, Michoacán, 16 de junio de 2021.- En tu vida. La gente pasa por pruebas enormes que parecen aplastarlo: la muerte del COVID, la pobreza, el cambio climático. Sin gobierno que nos proteja, ante problemas imposibles, nos queda la confianza en Dios que nos ama y nos protege.

Dios habla. Esta es la hora de Dios, de la fe cuando caen sobre nosotros simultáneas muchas tormentas: el vacío de Dios, la maldad y mentira de los poderosos, la muerte por COVID 19, el cambio climático, las luchas por el poder…

Cristo está presente en la tormenta que amenaza con hundir y ahogar a los apóstoles.

Dios es el señor del mar, y señor de la vida creó y le puso sus reglas y sus límites, puede suspender las leyes que lo rigen. Así se lo explicó al santo Job. 

En el mar se siente la grandeza y el poder de Dios, como canta el salmo 106. Cristo le da órdenes al mar y los apóstoles descubren quién es él. Sólo Dios ordena y el mar lo obedece.

Hay señales grandiosas y terribles. “El señor habló a Job desde la tormenta y le dijo: no le puse límites al mar, compuertas y cerrojos y le dije: hasta aquí llegarás…”.

En este momento de pruebas terribles que nos matan y arrastran debemos reanimar nuestra fe y volver a Dios, ponerlo en el centro de nuestra vida.

Debemos refugiarnos en Él, poner toda nuestra confianza, que nos puede salvar de la pandemia, de la contingencia económica y política, del cambio climático…

Afirma Pablo: Cristo murió por todos para que los que viven ya no vivan para sí mismos sino para aquel que murió y resucitó por ellos. La vida que él ofrece vale mucho más

En Cristo tenemos la vida nueva y definitiva. 

En estas pruebas más grandes que nuestras fuerzas, nuestra confianza está en Él. No perdemos la serenidad, porque con él vamos a salir de todas las crisis.

Vive intensamente. Acerca de Cristo, aunque parezca que humanamente estamos perdidos, con él venceremos todas las pruebas.

Cristo está aquí. La misa es la fuente donde bebemos la confianza, con la fuerza del Cuerpo y la Sangre del señor.

Proyecto Secreto: Ya no hay partidos, sino la Nación

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: