DestacadasEditoriales

El Evangelio Hoy: Las multitudes sin líder

Nuestra comunidad tiene gravísimas necesidades y las autoridades no los atienden, son corruptos. Sólo Cristo no falla.

Morelia, Michoacán, 18 de julio de 2021.- En tu vida. Multitudes incontables de pobres, enfermos y desamparados necesitan un líder verdadero, honesto, sincero.

Han perdido la confianza en sus autoridades y líderes, sienten que están muy arriba, ocupados de sus líos e intereses.

Dios habla. La situación del pueblo es siempre de pobreza y necesidad y desamparo por parte de los jefes y dirigentes.

El primer deber de los jefes y guías de los pueblos es salir de sí mismo y darse a los demás, sobre todo a los necesitados y sufrientes de tantas maneras.

La división en el corazón humano, la inclinación a la maldad y a los bienes materiales los embrutecen y traicionan su misión: engañan a los humildes, los descuidan y cuidan de sí mismos y de sus cuates. Los engañan con discursos falaces y astutos.

Dios comparte con los hombres su poder y desde siempre reprocha a los jefes: “ustedes han rechazado y dispersado a mis ovejas y no las han cuidado…”.

Los jefes no van a cambiar ni sus movimientos. Para que se observen la ley y la justicia es necesario que Dios intervenga. Esa es la realidad para esta y contingencias que nos oprimen y angustia.

No hay que soltar a Dios, hay que volver al que ama a los pobres y cumple siempre su palabra: “haré surgir un renuevo en el tronco de la vida, será un rey justo y prudente, para que en la tierra se observen la ley y la justicia”. Profetiza Jeremías.

Los que buscan a Dios con insistencia y perseverancia viven una experiencia diferente: “el Señor es mi pastor, nada me faltará… En verdes praderas me hace reposar y hacia fuentes tranquilas me conduce…”

Las promesas de Dios no fallan, se cumplen en Cristo que gasta su vida, la entrega junto con sus discípulos. La vista de las multitudes que sufren y no tienen a nadie conmueve al Mesías. Con sus discípulos no se da reposo.

Jesús “vio una numerosa multitud que lo estaba esperando y se compadeció de ellos. Porque andaban como ovejas sin pastor y se puso a enseñarles muchas cosas”.

El destruye con su muerte el muro del odio y la polarización, “crea un solo hombre nuevo, por medio de la cruz dando muerte en sí mismo al odio”.

Vive intensamente. ¿Quieres ser atendido en tus problemas? Busca a Dios, por el centro de tu vida, dale tiempo.

Cristo está aquí. Con esta multitud que sufre y nadie ayuda nos alimenta con su Palabra, con su Cuerpo y su Sangre.

Proyecto Secreto: 4T sin la verdad

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: