DestacadasEditoriales

El salvavidas del PAN (Por: Diego Leal Corral)

Tras una reunión con la alta dirigencia panista, incluyendo a Marko Cortés, líder nacional del PAN y olvidando diferencias, se prevé que Alfonso sea el candidato ciudadano del PAN al gobierno del Estado. Es decir, Alfonso no volverá al PAN, a pesar de que sea su candidato.

Morelia, Michoacán, 07 de julio de 2020.- Si alguien me hubiera dicho que el PAN tendría posibilidades reales de ganar la gubernatura y la presidencia de Morelia hace menos de un mes, hubiera soltado una carcajada bastante sonora. La realidad es que el PAN en Michoacán y en Morelia en particular han hecho poco para posicionar al partido albiazul o promover una imagen positiva entre los morelianos, salvo apariciones esporádicas de su jefe estatal y diputado local, Óscar Escobar.

Tampoco ha sido una oposición al gobierno de Raúl Morón que ha transitado su administración sin contrapesos reales. Ni el dirigente municipal, Francisco Castelazo, ni el regidor panista, Moisés Cardona han plantado cara al presidente municipal. Pareciera que el 2018 dejó a los ahora partidos de oposición en la lona, sin argumentario y sin liderazgos, además de todo, alejados de los reflectores políticos y sobre todo, mediáticos.

Pero todo eso cambió hace apenas unas semanas con el rumor de una eventual candidatura del ex presidente municipal de Morelia, Alfonso Martínez por una ya muy sonada alianza PAN-PRD.

Alfonso es un político que salió del PAN en no muy buenos términos y tras su salida, ganó la presidencia municipal de Morelia. Durante su gestión se hicieron muchas obras y estuvo a punto de repetir como alcalde, pero el voto masivo por Morena en 2018 truncó su carrera política… hasta ahora.

Tras una reunión con la alta dirigencia panista, incluyendo a Marko Cortés, líder nacional del PAN y olvidando diferencias, se prevé que Alfonso sea el candidato ciudadano del PAN al gobierno del Estado. Es decir, Alfonso no volverá al PAN, a pesar de que sea su candidato, el suyo sería, eventualmente, un gobierno ciudadano.

¿Y esto en qué ayuda al PAN? Además de tener un candidato competitivo, que no lo tenía, el PAN gana el no dividir el voto entre Alfonso y el PAN en la capital, como ocurrió en las dos últimas elecciones en Morelia, lo que llevó al partido albiazul a obtener el cuarto lugar y los peores resultados electorales en más de dos décadas.

Para ponerlo en números. El voto de Alfonso en Morelia es de alrededor de 70 mil electores, mientras que el piso de votación, que el PAN obtuvo en 2018, es de 31 mil votos, así que entre ambos, sin competir por el mismo elector, podrían conseguir cerca de 100 mil votos.

Con esto, el tablero político da un giro de 180 grados. Mientras que hasta hace unos días se pensaba que Morena tenía todo para repetir en Morelia y que era irreversible su victoria en Michoacán, ahora el PAN sería el partido a vencer en Morelia, donde se prevé que Alfonso enfoque sus baterías para ganar por amplio margen la capital, lo que ayudaría a la candidatura ya muy sonada de Miguel Ángel Villegas por el PAN a la alcaldía moreliana además de los distritos locales y federales  y pondría en ruta a la alianza para hacerse del gobierno del Estado.

Sé que cada elección es diferente y que va a depender mucho del clima electoral, pero como pintan las cosas a menos de un año de las elecciones, me parece que esta próxima elección será una de corte plebiscitario, ¿Apruebas y quieres que continúe el partido del Presidente López Obrador o no? Y ahí la campaña ancla, la que conlleva la mayor cantidad de medios y de dinero es la campaña a gobernador, donde al parecer el PAN ya tiene candidato, que aunque no tiene el reconocimiento en todo Michoacán, sí lo tiene al menos en Morelia, mientras que en Morena siguen con una velada guerra fraticida por lograr la candidatura del partido guinda.

Pareciera que los demás partidos, incluyendo el PRI, que en 2018 obtuvo la mayor cantidad de votos (no de escaños ni de presidencias municipales), de no tener a un candidato competitivo, conocido y con buena percepción, serán meros espectadores, lo que acabara por truncar mucho su votación en el estado, por lo que no están cerrados a unirse a la eventual candidatura aliancista, lo que haría más fuerte la alianza en términos de voto duro, habría que ver como toman los electores indecisos una eventual alianza PAN-PRD-PRI.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: