DenunciasDestacadas

Ex feminista revela la verdad sobre el aborto y el movimiento feminista

“El movimiento feminista no está interesado en ayudar a la mujer, sino usarla como instrumento político de una ideología... Están sólo interesados en usar el dolor y sufrimiento de estas personas como marionetas políticas”, expresó Sara Winter, quien fuera fundadora de Femen en Brasil

Quito, Ecuador, 09 de julio de 2019.- La política provida brasileña y ex activista de Femen, Sara Winter, participó de la 2da. Convención Internacional de la Familia en Ecuador, con el objetivo dar testimonio y revelar la verdad del movimiento feminista y sus esfuerzos para legalizar el aborto a nivel mundial.

Winter, cuyo nombre real es Sara Fernanda Giromin, fue una de las fundadoras de la rama brasileña de Femen, una organización de violentas activistas que suelen protestar con el torso desnudo a favor de la agenda feminista, del aborto y del lobby gay.

En 2015, Sara se convirtió a la causa provida y ahora combate la ideología de género. Además, es conversa al catolicismo y ha pedido disculpas a los cristianos por las ofensas realizadas durante su activismo feminista. Actualmente es conferencista internacional y Coordinadora Nacional de Políticas para la Maternidad del Ministerio de la Mujer de Brasil.

En los últimos días Sara brinda en las principales ciudades de Ecuador la conferencia “El feminismo y la destrucción moral de la mujer”, organizada por el movimiento provida “A mis hijos los educo yo”. En Quito se realizó el 2 de julio, en Guayaquil el 3 de julio y en Cuenca este 4 de julio.

En el sitio web “A mis hijos los educo yo” se señala que el testimonio de Sara “ha sido tema referente en la coyuntura política actual sobre el intento de legalizar el aborto, tanto en Ecuador como el resto del mundo, así también de forma paralela la influencia contra la ideología de género, el feminismo y su impacto en todos los ámbitos”.

En realidad existe un negocio del aborto

Indira Mori, una de los organizadoras del evento y miembro de la Fundación Dame Una Oportunidad, dijo a ACI Prensa que la llegada de Sara Winter representa algo “extraordinario” porque “se está destapando algunos puntos de los que se tenía que hablar y estamos haciendo que mucha gente despierte”.

“Saber que esta persona estuvo del otro lado y decir ‘esto es lo que pasa’ y que en realidad existe un negocio (del aborto) con nuestros bebés, que están matándolos. Creo que muchos jóvenes, padres y personas mayores han quedado impactados”, sostuvo.

Asimismo, dijo que Winter les “dejó un mensaje esperanzador, de que podemos realizar cambios” y los animó “seguir en la lucha”.

Mori sostuvo que “frente al discurso y testimonio de Sara algunos políticos también han quedado sorprendidos”, ya que han conocido “lo que pasa en la realidad a través de una persona que vivió el feminismo radical y hoy vive su transformación como un milagro de Dios”.

La organizadora comentó que, debido al éxito de la gira de Winter a su país, se está planeando organizado un evento “alternativo” para las personas que no lograron ingresar a las conferencias.

Al movimiento feminista no le interesa la mujer

El martes 2 de julio Winter mantuvo una entrevista en el programa Contacto Directo de Ecuavisa, donde contó que durante cinco años estuvo “dentro de lo más profundo del movimiento feminista en Ucrania, en Brasil, en Holanda y muchos países más”.

“Es muy triste porque el movimiento feminista no está interesado en ayudar a la mujer, sino usarla como instrumento político de una ideología. Todos estos movimientos sociales de izquierda no tienen una preocupación de ayudar a curar las heridas de sus participantes, no están preocupados de ayudar a la mujer en situación de violencia o el travesti que necesita prostituirse para poder comer. Están sólo interesados en usar el dolor y sufrimiento de estas personas como marionetas políticas”, expresó.

Planned Parenthood financia a grupos feministas

Además, Winter explicó que el mayor proveedor del aborto en los Estados Unidos y el mundo, la International Planned Parenthood Federation (IPPF) es una entidad que envía dinero a los grupos feministas para que presionen a políticos y luego se apruebe el aborto en un país. Asimismo, indicó que una vez legalizado se abren clínicas de aborto y se genera toda una industria de la muerte.

“Primero se invierte en las grandes influenciadoras o activistas para presionar a los políticos”, aseguró.

En otro momento señaló que otras empresas multinacionales y organismos internacionales como la Fundación Ford, la Fundación Rockefeller o las Naciones Unidas financian a las feministas que salen a marchar “por derechos sexuales y reproductivos, que significa básicamente el aborto”.

Después del aborto no hay vuelta atrás

Más adelante, recordó el momento en el que se practicó un aborto con misoprostol bajo la influencia de sus compañeras, las activistas de Femen.

“Mis amigas me decían ‘Sara, por el amor de Dios, eres las feminista más famosa de Brasil, necesitas hacerte un aborto porque así vas a tener más experiencia para luchar por su legalización, además ése que está dentro de tu barriga, no es un bebito, no es un ser humano, no es un niño, es solo un coágulo de sangre’. Y me regalaron cuatro pastillas de misoprostol, la droga que es usada en toda Latinoamérica para hacer el aborto”, contó.

Finalmente, Winter dijo que nadie le dijo que para hacer un aborto se tenía “que pasar por horas interminables de trabajo de parto”.

“Después de tantas horas de entre comillas ‘empoderamiento’ solo quedó mirar en el fondo del inodoro no un conjunto de células, no un coágulo de sangre, sino mi hijo. Yo no sentí empoderamiento, yo no sentí libertad, yo me sentí traicionada, yo sentí arrepentimiento y ahora no se puede volver”, concluyó. (CON INFORMACIÓN DE: ACI PRENSA).

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: