DestacadasEditoriales

Filosofía del Pueblo: El día de la revolución

111 años han pasado desde que comenzó esa lucha que aún no termina, pues la desigualdad y la pobreza al igual que la población crecieron

Morelia, Michoacán, 19 de noviembre de 2021.- Hace más de 100 años que se conmemora éste suceso de nuestra historia donde una vez más las élites hacían alarde de su poderío mientras el pueblo nuevamente estaba olvidado.

Ni la lucha de independencia o la guerra de reforma habían dejado bien en claro cuál era el papel del gobierno, así como los derechos del pueblo que aún seguía viviendo como estado feudal, al servicio del hacendado.

Ese movimiento dejó consigo la expulsión de un dictador, la muerte de millones de mexicanos y una Constitución, la misma que han parchada según el gobierno en turno y sus conveniencias.

111 años han pasado desde que comenzó esa lucha que aún no termina, pues la desigualdad y la pobreza al igual que la población crecieron, junto con ellos una bola de políticos que se encargaron de mantener al pueblo de esa manera, aunque hemos tenido algunos presidentes que trabajaron para que haya soberanía han sido muy pocos.

Normalmente ésta fecha la conmemoraban con un desfile deportivo, ya que al parecer al sistema no le agradaba mucho tal evento, ya que esos ideales no iban con su manera de gobernar.

Los generales Villa y Zapata lucharon por una igualdad, donde veían a todos los mexicanos con las mismas oportunidades, tanto de preparación académica al igual que de trabajo, pero como decimos de manera coloquial. ¿Nos hizo justicia la revolución?

Don Francisco I. Madero luchó por el sufragio efectivo y no reelección, intentó desaparecer las dictaduras y los gobiernos para solo un grupo de personas, cosa que solo cambió de nombre a partidos políticos y las haciendas ahora son empresas.

Ahora se nos permite elegir un empleo según nuestros estudios o conocimientos de manera libre, aunque en su mayoría solo sean sueldos miserables que solo nos dan para subsistir.

Los movimientos sociales no han desaparecido totalmente, algunos fingidos o pagados, para hacer creer a muchos que existe la pluralidad y otros que los apagan rápidamente, pues no son favorables para el sistema, aún así no se debería perder la esencia de luchar por una mejor calidad de vida y hacer valer esos derechos por lo que millones de valientes mexicanos perdieron la vida.

Tal vez ya no existan esos caudillos con ideales puro, estos nuevos líderes la mayoría solo pelean para llenar sus cuentas de banco y si les sobra darán un poco a sus allegados pero con todo y eso, el hombre por naturaleza desea libertad y una vida digna así que a menos que nos conviertan en robots, siempre habrá un movimiento genuino aunque sea pequeño.

Filosofía del Pueblo: Populismo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: