DestacadasEditoriales

Filosofía del Pueblo: Remesas históricas

Fenómeno causado por gobiernos incapaces de dar al pueblo una vida digna, ya no hablemos de ostentosidades, solo de tener lo más necesario

Morelia, Michoacán, 07 de octubre de 2021.- Desde hace bastantes décadas los envíos de dinero de nuestros queridos paisanos que diariamente se han partido el lomo trabajando en múltiples actividades en el  país vecino, sostienen la economía de muchísimos hogares en nuestro México querido, pero hablando de Michoacán somos de los principales beneficiados.

Fenómeno causado por gobiernos incapaces de dar al pueblo una vida digna, ya no hablemos de ostentosidades, solo de tener lo más necesario, comida, techo, educación, vestido, servicio de salud, recreación y seguridad, cosas que por derecho nos pertenecen, ya que así está plasmado en la Constitución.

Miles y miles de michoacanos tuvieron que emigrar para poder dar una mejor vida a sus seres queridos, dejando la ruptura de familias, tierras solas y pueblos casi vacíos.

Tristemente algunos no lograron llegar, quedando olvidados en algún desierto, ahogados en el río, reclutados por las mafias de las fronteras, acribillados por “la migra”, siendo blanco de alguno que otro güero racista, terminando así de manera trágica ese sueño de un día cobrar los tan anhelados “cueritos de rana”

Trabajar hasta en dos turnos diarios y vivir amontonados para reducir sus costos de supervivencia también son parte de esas historias, pero que aquí de éste lado la clase política no les reconoce de manera seria, pues con las remesas incontables familias viven de manera digna, haciendo en trabajo que le concierne a los que están en el poder.

No es posible que el país donde viven de manera ilegal les reconozca hasta con dos días al año su labor, e inclusive les regrese impuestos, y que en su país ni siquiera se les reciba de manera honrosa.

No creo que con el solo hecho de agradecer públicamente esos millonarios envíos o crear programas como aquel ridículo “Bienvenido Paisano”, que sólo sirvió para que las policías les extorsionaran en el camino y ni se diga teniendo secretarías que hacen menos que un consulado, embajada o notario, se les pueda devolver tan noble gesto de mantener de pie a su familia, al país y al estado.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: