DeportesDestacadas

Inglaterra aplasta a Ucrania, regresa a Wembley y asusta a la Eurocopa

Kane (doblete), Maguire y Henderson anotaron los goles de los de Southgate

Roma, Italia, 03 de julio de 2021.- Inglaterra vuelve a casa. Su excursión en el Olímpico, lejos de su guarida de Wembley, fue un paseo por el Trastévere. Viajaron a Roma, visitaron el Coliseo, la Fontana de Trevi y se trajeron el pase a semifinales. La Eurocopa 2020 les deparaba un único partido lejos de Londres y no padecieron el viaje. Lo disfrutaron. No se les repitió.

Golearon (0-4) a Ucrania asustando a España, Italia y, sobre todo, a una Dinamarca a la que desafiaron en semifinales. El anfitrión de anfitriones de este campeonato multisede está a dos partidos, ante más de 60,000 espectadores en Wembley, de levantar su primera Eurocopa. Una oportunidad única. Como en 1996…

Las semifinales del Mundial de Rusia 2018 no fueron una casualidad para los Three Lions. Gareth Southgate ha ido restando años y moviendo piezas en un bloque joven que sin ser brillante cada vez es más fiable. Repiten semis por segunda fase final consecutiva. Las áreas son suyas. Jordan Pickford no ha encajado ni un gol en los cinco partidos de esta Euro y sus carencias ofensivas las están curando en los cruces. Ganaron (2-0) a Alemania en octavos y en cuartos, ante Ucrania, anotaron los mismos tantos que en los cuatro choques anteriores. Un subidón.

El ‘Shaw’ de Kane

El combinado de Andreiy Shevchenko alcanzó unos cuartos históricos… pero apenas pudo incomodar a una Inglaterra en la que se estrenó Jadon Sancho de inicio. A los cuatro minutos ya iban perdiendo los ucranianos. Raheem Sterling, gran arma ofensiva de Southgate en el torneo, hipnotizó a sus rivales y soltó un pase que Kane no desperdició con la puntera. Después de terminar con su sequía ante Alemania, amplió sus cifras frente a Ucrania. Ha aparecido en el momento justo.

Con el 0-1, Inglaterra, sujetada por Maguire y Stones atrás y Rice y Phillips en medio, se blindó. Pickford se perdía en el horizonte. Ni Yarmolenko se acercaba.

El descanso precipitó la derrota de Ucrania. Inglaterra, lenta en el toque en la primera parte, aceleró y descosió a los de Sheva en la segunda. Fue un ciclón. El balón parado que tanto explotó en Rusia fue una mina. Shaw puso una falta lateral que Maguire, con un testarazo, transformó en el segundo. El lateral del United también regaló el 0-3 a Kane. Ya lleva tres goles y se acerca a Schick y Cristiano. Jordan Henderson, en un córner, cerró un triunfo que no era tan amplio en un cruce para Inglaterra desde el Mundial 66′. Tres cabezazos y otra cosa. Wembley is calling.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: