DestacadasPolítica

Inició nueva era para el PRI: Alejandro Moreno

Este domingo 18 de agosto Alejandro Moreno Cárdenas rindió protesta como Presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI en medio de gritos y apoyo de los asistentes al Auditorio "Plutarco Elías Calles" de la sede priista

Ciudad de México, 19 de agosto de 2019.- Este domingo 18 de agosto Alejandro Moreno Cárdenas rindió protesta como Presidente del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en medio de gritos y apoyo de los asistentes al Auditorio «Plutarco Elías Calles» de la sede priista.

Carolina Viggiano fungirá como secretaria general del partido, y junto con «Alito», como se le conoce popularmente a Moreno Cárdenas, ostentarán sus cargos hasta el 19 de agosto de 2023. Obtuvieron 1.6 millones de votos, en un proceso que se realizó «con plena transparencia, legalidad e imparcialidad», como señaló Rubén Escajeda, presidente de la Comisión Nacional de Procesos Internos.

Alejandro Moreno Cárdenas habló durante 40 minutos y destacó que hoy inició una nueva era para el PRI. «No vengo a decir un discurso atado a nada ni a nadie. Lo que vengo a decir, es el primer discurso de la nueva era del Partido Revolucionario Institucional. Debemos iniciar juntos esta nueva etapa, entendiendo que la fortaleza de nuestros adversarios es muchas veces la consecuencia de los errores de quienes desconocieron y traicionaron a nuestra militancia».

En su primer discurso resaltó que deben quedar claro cuatro temas que son los objetivos para el futuro PRI:

«El primero, tener muy claro quiénes somos ideológicamente; el segundo, cómo vamos a organizarnos para el futuro; el tercero, qué posición guardaremos frente al poder, no solo cuando somos oposición, también cuando somos gobierno, para que lo que defendamos esté sustentado en nuestro Programa de Acción. Y cuarto, cómo hacer para que cuando se postule a alguien a un cargo de dirigencia o de elección popular sea con el genuino respaldo de la mayoría de nuestra militancia, expresó».

El partido no puede asumir los costos de quienes tomaron decisiones equivocadas. Quiero que mi presidencia marque el inicio de una nueva etapa para el priismo; una nueva etapa en que la militancia sea reconocida; esa militancia que hizo que nuestra elección pasara a la historia como una de las más concurridas de cualquier partido político a nivel nacional

Planteó liberar al Partido de quienes lo mantuvieron «secuestrado» y regresarlo a sus orígenes, para restablecer sus vínculos con la militancia y recuperar el orgullo de ser priistas. «Si no podemos recomponernos hacia adentro, menos podremos servir a la gente, que es lo único que le da sentido al PRI».

Así, precisó que durante su dirigencia habrá «diálogos públicos con todos y acuerdos oscuros con nadie».

Explicó que «hay quienes quieren un México de pobres. Yo prefiero un México donde todos tengan la oportunidad de salir adelante: nuestros hermanos indígenas; las mujeres y hombres del campo, del mar, de la industria, del comercio, de los servicios y del turismo; así como de los sectores de la salud y de la educación».

Destacó que «hoy no es, ni se trata de Partidos de masas, sino de causas; por eso, vamos a convertir al PRI en el cauce de las causas de la sociedad». Por ello, informó que en la próxima Asamblea Nacional, en el 2020, se someterá a la consideración de la militancia el Proyecto de Nación. La idea, indicó, «es alejarnos de actuaciones vacilantes y coyunturales».

No vamos a permitir comportamientos que deshonren al Partido y actuaremos en consecuencia. El PRI no solapará a nadie, pues cada caso tiene nombre y apellido; pero tampoco permitirá persecuciones derivadas de vendettas políticas».

Se comprometió a endurecer el acceso a cargos de elección popular y a trabajar en la formación de políticos con ética pública, priistas de valor y de valores, militantes que prestigien al Partido por su trayectoria, por su capacidad y por su compromiso con la Nación.

Dijo que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador prometió bienestar y seguridad y ha sido incapaz de honrar esas promesas. «La economía no crece, se pierden fuentes de empleo, los fertilizantes no llegan a los campesinos y las clases medias viven en medio de la incertidumbre. Y nadie se siente protegido por un estado que ha sido superado la criminalidad».

Por lo que añadió que el PRI «no sólo debe denunciar ese abandono y atropello, sino también plantear las políticas y acciones que aseguren el bienestar de la gente. La crítica no basta. La gente quiere oír propuestas y que la clase política trabaje para ellos, que los Partidos trabajen para ellos y no se sirvan de ellos. El PRI responderá a esa exigencia con toda su capacidad, con todo compromiso y con toda entrega a México».

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: